Manifiesto a favor de la República y el Laicismo

14_abril_republica

Las juven­tudes social­is­tas apos­ta­mos por un mod­e­lo repub­li­cano y laico porque con­sid­er­amos que dicho mod­e­lo ha refle­ja­do, refle­ja y –prob­a­ble­mente- refle­jará el sen­tir de la inmen­sa may­oría de mil­i­tantes de nues­tra organización.

La defen­sa que has­ta aho­ra se ha real­iza­do de la monar­quía par­la­men­taria por parte nue­stro par­tido her­mano, el Par­tido Social­ista Obrero Español, no es sino una demostración del sen­ti­do de Esta­do que car­ac­ter­i­za a los social­is­tas, quienes rec­haz­amos en su momen­to debatir sobre otro mod­e­lo que se ajus­tase más a nue­stros prin­ci­p­ios, con el obje­ti­vo de sus­ten­tar y garan­ti­zar una base de acuer­dos que per­mi­tiera el crec­imien­to democráti­co de nue­stro país, tras casi cua­tro décadas de dictadura.

Es por ello que, en un momen­to en el que la sociedad pide cam­bios en el sis­tema, y nue­stro pro­pio Par­tido se encuen­tra sum­i­do en una eta­pa en la que inten­ta­mos clar­i­ficar quiénes somos y hacia dónde vamos, la defen­sa del mod­e­lo repub­li­cano es un paso nece­sario para ser fieles a nue­stros pro­pios mil­i­tantes. Como social­is­tas com­pro­meti­dos con el pro­gre­so políti­co y social de España no podemos suscribir que la Jefatu­ra del Esta­do recaiga sobre alguien que no ha sido elegi­do por el con­jun­to de los españoles, y cuyo nom­bramien­to está fun­da­men­ta­do en cues­tiones de heren­cia y lina­je. Es por ello que enten­demos que la máx­i­ma rep­re­sentación del Esta­do ha de osten­tar­la alguien que sur­ja de la legit­im­i­dad que garan­ti­za la con­fi­an­za que se plas­ma en las urnas.

En esta mis­ma línea siem­pre hemos con­sid­er­a­do y con­sid­er­amos la total necesi­dad de con­vivir en un Esta­do laico que ase­gure la total sec­u­lar­ización de nues­tras insti­tu­ciones así como la lib­er­tad reli­giosa y de con­cien­cia en nue­stro país, y una clara sep­a­ración entre las reli­giones y el Esta­do, que debe ser neu­tral en lo que respec­ta a las con­vic­ciones reli­giosas o espir­i­tuales. No debe exi­s­tir una religión de Esta­do, ni intro­misión algu­na por parte de esta en ningún pro­ce­so políti­co, ni institucional.

Las Juven­tudes decidi­mos no estable­cer en este man­i­fiesto, ni las medi­das, ni la for­ma en la que debe lle­varse a cabo este pro­ce­so, con el obje­to de abrir un amplio debate que per­mi­ta avan­zar en la defini­ción de políti­cas especi­fi­cas que con­for­men el mod­e­lo repub­li­cano y laico, fun­da­men­tales para la con­sol­i­dación de un ver­dadero esta­do democráti­co y de derecho.

logo republica jsm

¿Nos acecha la xenofobia?

20080528elpepivin_4345Cuan­do hace unos días empecé a escribir este artícu­lo, esta­ba un poco sor­pren­di­do de la poca pres­en­cia del tema de la inmi­gración en la cam­paña elec­toral. Des­de entonces has­ta aho­ra se me ha dado la razón y han apare­ci­do noti­cias y algún artícu­lo en los medios sobre este asun­to (como este edi­to­r­i­al, o este artícu­lo), que además son mucho más intere­santes que lo que yo pue­da contar.

No obstante, ten­go algo que decir, ya que al Min­istro Fer­nán­dez Díaz tam­bi­en le pre­ocu­pa el tema (podría ya de paso comen­tar estos temas con un poco más de suavi­dad y menos alarmis­mo, que hace mucho daño), dado que la inmi­gración lla­ma­da irreg­u­lar prove­niente de África está aumen­tan­do con­sid­er­able­mente , yo humilde­mente quiero pre­venir al lec­tor de la ola de xeno­fo­bia que podemos lle­gar a pade­cer en nue­stro país.

Más allá de com­por­tamien­tos indi­vid­uales, de los que tam­bién hay que pre­ocu­parse, es bas­tante cono­ci­do el auge de par­tidos políti­cos xenó­fo­bos en muchos país­es de la Unión Euro­pea. Nosotros, por algún moti­vo, todavía no ten­emos “de eso” como se suele decir, o no de for­ma tan patente como en otros país­es. Ten­emos par­tidos xenó­fo­bos, pero ninguno ha alcan­za­do las insti­tu­ciones más altas, como las cortes gen­erales.  Pero más vale pre­venir que curar, por si acaso.

La may­oría de cosas que voy a expon­er a con­tin­uación las he extraí­do del informe lla­ma­do “El avance de la xeno­fo­bia en Europa” (Gámez Teja­da, 2013), y todas jun­tas con­for­man un pequeño resumen de lo que sería una especie de “racis­mo 2.0” que es el que esti­la la ultra­derecha euro­pea, de la que tam­bién se puede decir que ya es una “ultra­derecha 2.0” (el ejem­p­lo típi­co es el Frente Nacional de Fran­cia) por sus difer­en­cias en la for­ma del dis­cur­so con la ultra­derecha más tradicional.

En primer lugar es lla­ma­ti­vo que en este informe se señala que el hecho de que algunos estu­dios emplazan a España en un buen lugar en cuan­to a inte­gración se refiere, gra­cias  en parte a algu­nas medi­das tomadas por el Gob­ier­no Español en el año 2009  (un dato sor­pren­dente, pues mucha gente, tan­to españoles como no españoles, pen­samos que España es un país racista en algunos aspec­tos) y que esto puede ser un fac­tor más que esté evi­tan­do el auge de la xenofobia.

Seguir leyen­do “¿Nos acecha la xeno­fo­bia?”

Europa, en los mejores cines

“En estos tiem­pos de incer­tidum­bre, donde todo el mun­do se enfrenta a sus pro­pios prob­le­mas y a algunos les cues­ta mas que a otros. En estos tiem­pos de con­stante cam­bio donde todos tienen pre­gun­tas y bus­can una respues­ta, nece­si­ta­mos mirarnos muy de cer­ca , cen­trarnos mucho en nosotros. Quer­e­mos oír muchas voces y actu­ar en con­se­cuen­cia. Nosotros quer­e­mos reac­cionar a los desafíos y ten­er impacto real. Para asumir el pre­sente y dar for­ma al futuro. Jun­tos. Para todos y cada uno de nosotros. Esta vez es difer­ente, muy pron­to en 28 países.”

Así, con este spot, el Par­la­men­to Europeo lan­za su cam­paña pub­lic­i­taria, a los ciu­dadanos de los país­es miem­bros. Y como si se tratara del tráil­er de una pelícu­la, se oye una voz de fon­do pen­e­trante, pro­nun­cian­do las fras­es del pár­rafo ante­ri­or, a la vez que se suce­den una serie de imá­genes bus­cadas idónea­mente para dar solem­nidad a cada una de las fras­es, con el obje­ti­vo de remover las con­cien­cias de los elec­tores y con­seguir su par­tic­i­pación en las urnas.

Pero real­mente ¿esta pelícu­la será difer­ente? o ¿encon­traremos pla­gios de otras real­izadas en años anteriores?

Lo cier­to es, que los direc­tores de la Unión Euro­pea andan pre­ocu­pa­dos porque las salas de cine no con­siguen llenarse, es decir, no par­tic­i­pa mas de un 45% de la población euro­pea. Los ciu­dadanos no acu­d­en a las urnas, el número de espec­ta­dores cada vez es más reduci­do. Por ejem­p­lo en España podemos com­pro­bar el dato ante­ri­or­mente escrito, com­para­n­do las primeras elec­ciones euro­peas de 1987(68,52%), con las últi­mas en 2009 ( 44,90%).

A la vista de estos datos, se puede apre­ciar, que un gran número de ciu­dadanos acud­ió a ver la pelícu­la de 1987, porque esta supu­so cam­bios muy impor­tantes en sus vidas y en sus rela­ciones con el resto de los país­es europeos. Pero a par­tir de ella la cal­i­dad de las sigu­ientes ha ido dis­min­uyen­do has­ta tal pun­to que los espec­ta­dores europeos piden a gri­tos cam­bios que les inviten a creer, en este sec­tor que prometía ser fuerte y justo.

Seguir leyen­do “Europa, en los mejores cines”

14 de abril

Decía Maquiavelo, en uno de sus “Dis­cur­sos sobre la primera déca­da de Tito Liv­io”, que los sis­temas políti­cos de los hom­bres se repiten en una especie de ciclo, que empez­a­ba con la monar­quíadel más fuerte y ter­mina­ba con la repúbli­ca. En este ciclo, el hom­bre aprendía que la democ­ra­cia era el mejor méto­do, y ello siem­pre le llev­a­ba a una repúbli­ca. Sin embar­go, una vez morían las primeras gen­era­ciones que tra­jeron la repúbli­ca, el espíritu se perdía y se caía en una cor­rup­ción que acaba­ba lle­van­do a una tiranía. Entonces, se volvía a una monar­quía prim­i­ti­va en la que prima­ba la ley del más fuerte.

   Si bien es cier­to que este ciclo se ha repeti­do a lo largo de la his­to­ria de la humanidad, tam­bién lo es que los “Dis­cur­sos sobre la primera déca­da de Tito Liv­io” se pub­li­caron en 1531. Es decir: Hace casi 500 años. En aque­l­la época, los req­ui­si­tos democráti­cos actuales no eran con­tem­pla­dos, al no ser posi­bles. La cor­rup­ción no se hacía públi­ca has­ta que era tan evi­dente como insalv­able el sis­tema. Entonces, alguien toma­ba el man­do, ayu­da­do de fuerzas mil­itares, y se instau­ra­ba en el poder de for­ma autori­taria. Esta era, por tan­to, el pro­ce­so de hechos que acaecían de for­ma gen­er­al en cada rég­i­men que intenta­ba la difí­cil, a la par que soña­da, tarea de la democ­ra­cia.

530116_359090944132842_112956075412998_1010803_1358139513_nHoy en día, las cosas han cam­bi­a­do en muchos aspec­tos. Casi 500 años después, la democ­ra­cia no se mues­tra como novedad, sino como sis­tema políti­co sano y nor­mal (den­tro de lo que cabe). La con­cep­ción de la democ­ra­cia no mues­tra ape­nas dudas en una sociedad que empieza a enten­der como fun­da­men­tales ideas bási­cas en el talante demócra­ta: Tol­er­an­cia, respeto e igual­dad. Es por ello que sor­prende que  cier­tas monar­quías sigan estando vigentes en la sociedad occi­den­tal más avan­za­da. Entre ellas, la españo­la.

Y es que, aunque den­tro de lo que cabe, la monar­quía españo­la tuvo razones y legit­im­i­dad en su momen­to (aunque la Ley para la Refor­ma Políti­ca del 77 no especi­fi­case si el rey era real­mente queri­do o no, sí lo hicieron las muchas encues­tas del momen­to), la sociedad españo­la no es la mis­ma que la de hace 40 años. Hoy, no se le ha pre­gun­ta­do a la sociedad qué sis­tema pre­fiere. He aquí uno de los prob­le­mas de la legit­im­i­dad de tal insti­tu­ción: El estar desac­tu­al­iza­da. Al menos, debería plantearse un refer­én­dum que aclarase si la sociedad españo­la de ver­dad quiere el rég­i­men democráti­co por exce­len­cia o seguir con un rég­i­men anacróni­co como es la monar­quía. Y si la monar­quía quiere ten­er opciones reales de con­tin­uar, prob­a­ble­mente sean ellos mis­mos quienes deban plantear el referéndum.

Seguir leyen­do “14 de abril”

Vuelo al Paraíso

Buenos días  Sras. y Sres. En nom­bre de la com­pañía de vue­lo “Súmate al Cam­bio” el coman­dante Rajoy y toda la trip­u­lación, les damos la bien­veni­da a bor­do de este vue­lo con des­ti­no al Paraí­so, cuya duración esti­ma­da es de cua­tro años.

Como medi­da de pre­cau­ción, les recomen­damos  que per­manez­can con el cin­turón abrocha­do durante el vuelo,no solo por su duración, sino tam­bién, por la gran can­ti­dad de sor­pre­sas y mar­avil­las de las que dis­fru­taran en el mis­mo y, que pueden dar lugar a emo­ciones des­or­bitadas e inci­dentes durante el via­je. Muchas gra­cias por su aten­ción y feliz vuelo.

El prin­ci­pio del via­je se desar­rol­la con nor­mal­i­dad, los via­jeros que han deci­di­do acom­pañar al coman­dante Rajoy, se mues­tran  felices y afor­tu­na­dos pen­san­do en las mar­avil­las y acon­tec­imien­tos impor­tantes de los que van a ser testigos.

Habían tran­scur­ri­do quince min­u­tos de vue­lo,  cuan­do Rajoy se dirige a sus pasajeros  para pre­sen­tar­les su  pro­gra­ma políti­co  como si de un menú de gran cal­i­dad se tratara.

Decía, el menú con­tará de:

Un Entrante, una de las fras­es claves de nue­stro pro­gra­ma, “Mas sociedad, mejor gob­ier­no” es decir “Las urnas son las que deben cam­biar el rum­bo del país, porque las urnas son el ver­dadero timón de la democ­ra­cia”.

Ase­gu­ran­do como ya había prometi­do al resto del país, que cam­biarían por arte de magia la cri­sis mundi­al que azota­ba a nue­stro país. Con esta y otras fras­es esper­an­zado­ras con­sigu­ieron que 10.830.000 per­sonas crey­er­an en el Paraíso

El coman­dante, decía además quer­er obten­er el sigu­iente obje­ti­vo,“Quer­e­mos una España en la que los ciu­dadanos sean pro­tag­o­nistas de su pro­pio futuro” y para con­seguir­lo,  ofrece:

Seguir leyen­do “Vue­lo al Paraí­so”

¿PPSOE?

Si las elec­ciones munic­i­pales de 2011 augura­ban tiem­pos difí­ciles para el PSOE, todo se con­fir­mó en las gen­erales de noviem­bre, donde el par­tido perdió un gran apoyo en las urnas y empez­a­ba una autén­ti­ca trav­es­ía por el desier­to. Pun­to de inflex­ión que supusieron ataques per­ma­nentes al PSOE aún estando en la oposi­ción, y la mul­ti­pli­cación de par­tidos con el obje­ti­vo de encauzar el descon­tento generalizado.

No pre­tendo en este artícu­lo analizar aque­l­las con­se­cuen­cias (que son amplias), sino hac­er una cier­ta reflex­ión sobre un pun­to que todos los gru­pos políti­cos de for­ma ofi­cial han incor­po­ra­do a su dis­cur­so, con­sideran­do que por su sim­pleza cala en la sociedad y les viene bien elec­toral­mente: PP y PSOE son lo mis­mo. Y cuan­do digo todos los gru­pos incluyo al PP, ya que sabe per­fec­ta­mente que este lema hace que las expec­ta­ti­vas de recu­per­ar votos para PSOE se reduz­can, se divi­da el voto en infin­i­tes­i­males par­tidos sin grandes difer­en­cias ide­ológ­i­cas y se les garan­tice en el poder de for­ma indefinida.

Creo que es oblig­a­to­rio hac­er memo­ria, pero no selec­cio­nan­do el año que más intere­sa elec­toral­mente, ni en aque­l­las cir­cun­stan­cias que nos mar­quen algunos, sino todo el peri­o­do de un pres­i­dente que por estas fechas hace una déca­da que lle­ga­ba al poder.

Y es que parece ser que para algunos diez años han sido sig­los, y no nos acor­damos del momen­to en el que Zap­a­tero ganó sus primeras elec­ciones. La arro­gan­cia y el autori­taris­mo fueron las man­eras con las que gob­ern­a­ba Aznar, con una may­oría abso­lu­ta que per­mi­tieron hac­er de esa últi­ma leg­is­latu­ra (no hace fal­ta referirse a la primera) algo insufrible para la sociedad españo­la y bochorno a niv­el internacional.

Seguir leyen­do “¿PPSOE?”

CaraCara Juan Segovia

 De nue­vo seguimos con nues­tra sec­ción Cara a Cara, con Juan Segovia, por­tavoz adjun­to del dis­tri­to de Fuen­car­ral entre 2007 y 2011, Sec­re­tario Gen­er­al de la Agru­pación de Fuen­car­ral-El Par­do, y diputa­do y por­tavoz de la Juven­tud en la Asam­blea de Madrid.

1. Pre­gun­ta: Juan, con sólo 31 años eres Sec­re­tario Gen­er­al de tu agru­pación, Fuen­car­ral-El Par­do, pero tam­bién diputa­do en la Asam­blea de Madrid. Sin embar­go, no hemos encon­tra­do muchas fuentes sobre ti, ¿Nos podrías con­tar cuál es tu car­rera y lo que te ha ani­ma­do a impli­carte en política?

Respues­ta: La pro­fe­sion­al y la académi­ca es el dere­cho, que estudié en la Uni­ver­si­dad Com­plutense, y a la vez que dejé el cole­gio y empecé la car­rera, tam­bién empecé en el par­tido, porque acaba­ba de cumplir los diecio­cho años y nada más afil­iarme me impliqué. Tuve respon­s­abil­i­dades primero en la ejec­u­ti­va del par­tido de mi agru­pación, más tarde en la Jun­ta del Dis­tri­to sien­do vocal, pasé a ser por­tavoz y a par­tir de las últi­mas elec­ciones autonómi­cas hace dos años, diputa­do. Esta­ba en el número 21 de la los 36 que con­forma­ban la lista y por lo tan­to salí elegi­do. Para­le­la­mente a eso, tra­ba­ja­ba en una empre­sa famil­iar, en una editorial.

2. P: Cómo joven ¿es fácil sen­tirse cómo­do en la Asam­blea como diputa­do? ¿Dirías que es una ven­ta­ja o una desven­ta­ja? ¿Hay una acti­tud de pro­tec­ción y/o pater­nal­is­mo por parte de los miem­bros del Grupo más experimentados?

R: Yo estoy comod­ísi­mo en la Asam­blea y muy cómo­do en el Grupo Par­la­men­tario, porque hay un ambi­ente muy bueno y me sien­to bien trata­do. No sé si puedo decir que haya una acti­tud pater­nal­ista, pero en el caso de que la hubiese, es siem­pre con bue­na acti­tud. Puede ser que por parte de algu­nas diputadas mostrasen una acti­tud un poco mater­nal­ista, pero siem­pre con bue­na vol­un­tad y con bue­na fe. Ser joven tiene una ven­ta­ja muy bue­na, que es que en el primer pleno se con­sti­tuyó una mesa de edad con los más jóvenes, y sien­do el más joven tuve la opor­tu­nidad de estar en esa mesa, pero sal­va­do eso me sien­to uno más y no veo mucha diferencia.

3. P: En la Asam­blea de Madrid, eres Por­tavoz de la comisión de Juven­tud. Parece que cada vez que ten­emos a un políti­co joven váli­do siem­pre le “toca” rep­re­sen­tar a los jóvenes, ¿Lo ves así tam­bién? ¿No hubieras preferi­do otra comisión?

R: Todo diputa­do tiene que estar en dos comi­siones y al comien­zo de la leg­is­latu­ra a todos nos pre­gun­taron cuales eran nues­tras pref­er­en­cias. Yo elegí. Soy por­tavoz en la de Juven­tud y vocal en la de Con­trol del Ente Públi­co Radio Tele­visión Madrid. Esas fueron mis dos pri­or­i­dades y en este sen­ti­do se por­taron muy bien el Grupo Par­la­men­tario. Luego, no tiene por qué que los jóvenes siem­pre estén lig­a­dos a las políti­cas de juven­tud. Entien­do que cuan­do uno rep­re­sen­ta a la ciu­dadanía es lógi­co que rep­re­sente a los que más se parece, igual que el por­tavoz de sanidad es un médi­co, el por­tavoz de edu­cación es un pro­fe­sor o la por­tavoz de mujer es una mujer.

Es lógi­co y lle­va el diputa­do a ten­er un may­or con­tac­to y una visión de primera mano de la real­i­dad de aque­l­lo que representa.

  Seguir leyen­do

Un gran problema: la dualidad. Y una posible solución: el contrato único.

Si hay un prob­le­ma que real­mente afec­ta al mer­ca­do lab­o­ral español (aunque no es el úni­co, lam­en­ta­ble­mente) y que debería pre­ocu­parnos es sin duda la dualidad.

Des­de que en 1984 se crear­an los con­tratos tem­po­rales actuales, el mer­ca­do lab­o­ral español ha esta­do divi­di­do en dos clases de tra­ba­jadores: los tem­po­rales y los indefinidos. Orig­i­nal­mente los con­tratos tem­po­rales fueron crea­d­os para, como su nom­bre indi­ca, activi­dades tem­po­rales. Sin embar­go, con el tiem­po, las empre­sas empezaron a uti­lizar­los como ‘’colchón’’ ante los prob­le­mas económi­cos: los primeros en ser des­pe­di­dos en una cri­sis eran los tem­po­rales (y esta no ha sido difer­ente). No es casu­al­i­dad que los primeros en ser des­pe­di­dos sean los tem­po­rales. Estos no están pro­te­gi­dos por los sindi­catos, cobran bajos salarios y no tienen o no sue­len ten­er ind­em­nización por despi­do, al con­trario que los indefinidos.

empleo-datos2

Como vemos en este grá­fi­co, el ajuste de la cri­sis se ha repar­tido de man­era desigual, afectan­do grave­mente a los tem­po­rales más que a los fijos.

Un mer­ca­do de tra­ba­jo dual como el que ten­emos es el peor de los sis­temas posi­bles. Mien­tras que un mer­ca­do reg­u­la­do tiene la ven­ta­ja de ser menos volátil a cos­ta de ten­er menor pro­duc­tivi­dad y may­or duración del desem­pleo, un mer­ca­do dual gen­era una volatil­i­dad sim­i­lar a uno desreg­u­la­do sin ofre­cer sus beneficios.

Seguir leyen­do “Un gran prob­le­ma: la dual­i­dad. Y una posi­ble solu­ción: el con­tra­to úni­co.”

Cara a cara con maria irigoyen

Des­de Juven­tudes Social­is­tas de Cham­berí (JSCh) con­tin­u­amos con nues­tra sec­ción Cara a Cara, esta vez con la eurodiputa­da María Irigoyen, que nos con­cedió una entre­vista en mayo del 2013, y que sigue ple­na­mente vigente. Rela­cionán­do­lo con las próx­i­mas elec­ciones euro­peas, de las que tam­bién le pre­gun­ta­mos, la entre­vista nos deja ver el panora­ma actu­al de la Unión Euro­pea, así como la situación de la ciu­dadanía respec­to a la mis­ma. Una intere­sante entre­vista que pub­li­camos y que quer­e­mos agradecer.

1. Pre­gun­ta: María, eres eurodiputa­da por Soria des­de el año 2010, ¿Por qué se cono­cen tan poco a los eurodiputa­dos, cuan­do vues­tra labor y las deci­siones que se toman son tan importantes?

Respues­ta: La labor de los diputa­dos europeos en prin­ci­pio parece poco atrac­ti­va, pero no debe­mos olvi­dar que el 90% de nues­tra vida diaria está reg­u­la­da por direc­ti­vas de la UE. Deberían los medios de comu­ni­cación intere­sarse muchísi­mo más por el tra­ba­jo que ven­i­mos hacien­do. Por ejem­p­lo sobre el debate en el par­la­men­to europeo del dinero de los fon­dos de la UE, la finan­ciación euro­pea, que es tan impor­tante para ayu­dar a los país­es, y más en peri­o­dos de cri­sis. Por ejem­p­lo la difer­ente posi­ción que hay entre el Par­la­men­to, que pedía un 5% de incre­men­to en el pre­supuesto, ya que esta­mos en cri­sis y nece­si­ta­mos más dinero para aten­der más necesi­dades con los país­es que peor lo están pasan­do, y la prop­ues­ta que ha puesto enci­ma de la mesa el Con­se­jo (los país­es), que es de reducir 100.000 mil­lones de euros, una can­ti­dad importantísima. 

Este es un tema que debería intere­sar muchísi­mo más a la ciu­dadanía puesto que de ahí viene el dinero que se des­ti­na al Fon­do Social Europeo que da posi­bil­i­dad a las per­sonas que están en el mer­ca­do lab­o­ral de retornar, de capac­i­tar­les, de dar­les las her­ramien­tas posi­bles para que puedan encon­trar un tra­ba­jo; a los jóvenes tam­bién, que han aban­don­a­do sus estu­dios por ganar el dinero fácil con la bur­bu­ja inmo­bil­iaria y tiene que retornar y prepararse; a may­ores de larga duración, pero tam­bién, impor­tan­tísi­mo, la parte que ayu­da a las ciu­dades a lle­var a cabo sus proyectos. 

Pero de esto sale muy poco, lo que sale es la parte más neg­a­ti­va, cuan­do se reduce, cuan­do se recor­ta, pero no se dice para qué se recor­ta, ni tam­poco se dice en qué con­siste ese dinero que se va a dar. Se recor­ta, pero se dice de donde, se amplía cuan­do el Par­la­men­to quiere que se amplíe, pero no sabe­mos para qué. Hay que explicar para qué quer­e­mos ese dinero, y se entre­tienen con otros temas que no son nada, son mera­mente anecdóti­cos, que si los diputa­dos via­jan o no en busi­ness, que si están o no están, cuan­do la vida ordi­nar­ia en la que esta­mos los diputa­dos meti­dos ape­nas sale. 

Si aho­ra pre­gun­ta­mos a cualquiera cuan­tas horas tra­ba­ja un diputa­do europeo la may­oría no sabría que respon­der. Por ejem­p­lo, en Bruse­las duer­mo poquísi­mo, una media de unas 5–6 horas, porque me levan­to a las 7 y a las 8 voy al par­la­men­to, y me que­do has­ta las 9 de la noche. Son muchas horas las que tra­ba­jamos para inten­tar hac­er lo mejor nue­stro trabajo. 

 

2. P: Cuan­do ves el desapego que tiene la ciu­dadanía españo­la y euro­pea en gen­er­al hacía la UE, según tu pun­to de vista, ¿en que están fal­lan­do las insti­tu­ciones? 

R: Lo que con­sidero que es impor­tan­tísi­mo es acer­car el tra­ba­jo que ven­i­mos hacien­do los lla­ma­dos políti­cos. No me sien­to políti­ca, yo estoy desem­peñan­do un tra­ba­jo porque mi par­tido me dio una opor­tu­nidad y luego porque la ciu­dadanía voto por la can­di­datu­ra del par­tido social­ista. Este desapego que hay es porque no acer­camos nue­stro tra­ba­jo lo sufi­ciente, no por ello los diputa­dos dejamos de infor­mar a la ciu­dadanía para saber que se está debatiendo. 

En ese sen­ti­do me paso el día infor­man­do de cuáles son los temas en las comi­siones, aprove­cho las redes sociales para infor­mar del tra­ba­jo que ven­i­mos hacien­do, no de todos los temas, pero sí de aque­l­los que con­sidero son impor­tantes para los ciudadanos. 

Cuan­do hablam­os de apo­yar empleo para jóvenes, cuan­do apoy­amos el pro­gra­ma de des­ti­nar más dinero, para ver la man­era de cómo los país­es nos com­pro­m­e­te­mos para inver­tir dinero con la prop­ues­ta que ha hecho el grupo social­ista sobre la garan­tía para jóvenes, que ningún joven estén más de seis meses sin hac­er prác­ti­cas en una empre­sa o seguir for­mán­dose. Esto es impor­tan­tísi­mo, no puede ser que una per­sona que está esperan­do ten­er una opor­tu­nidad para acced­er al mer­ca­do lab­o­ral, porque tiene la fuerza y capaci­dad que nece­si­ta­mos, esté más de seis meses en una situación para­da, y ahí hay que pon­er el dinero. 

Los país­es que desean avan­zar y desar­rol­larse tienen que capac­i­tar y pon­er dinero para que los jóvenes ten­gan sus opor­tu­nidades, para que los jóvenes ten­gan lo que nosotros hemos empeza­do. Hay que man­ten­er las pen­siones, y no man­ten­dremos las pen­siones si no hay jóvenes, porque la población va enve­je­cien­do. El gob­ier­no ha dicho que va alargar la vida lab­o­ral, hay que bus­car ese acuer­do inter­me­dio, porque tam­bién es cier­to que la esper­an­za de vida se ha alarga­do. Hay que debatir si la alarg­amos has­ta donde, pero que esto no sig­nifique que cer­re­mos la puer­ta a los jóvenes que quieren acced­er a un mer­ca­do laboral. 

Acer­car las insti­tu­ciones depende de nosotros, pero depende tam­bién de aque­l­los que comu­ni­can que son los medios de comu­ni­cación. Con la cri­sis hemos vis­to cómo en los per­iódi­cos españoles han reduci­do la plan­til­la con muchos peri­odis­tas que informa­ban; en gen­er­al lo que deben de hac­er es infor­mar y la opinión se la for­ma el ciu­dadano cuan­do ya le han dado esa infor­ma­ción, pero aho­ra han desa­pare­ci­do muchísi­mos per­iódi­cos y se va al tit­u­lar y no nos entreten­emos en analizar, y lo que es más grave, en saber si lo que nos están dan­do es una infor­ma­ción ver­az, porque sabe­mos que con­t­a­m­i­nan muchísi­mos. Por tan­to acer­car depende de los políti­cos, pero tam­bién de la pren­sa, de los medios. 

 

3. P: La cri­sis ha puesto de man­i­fiesto cier­tos gas­tos super­flu­os en España y en otros país­es que están sien­do revisa­dos o suprim­i­dos. Según tu pun­to de vista ¿La UE se gas­ta dinero inútil­mente o en cosas superfluas? 

R: Está muy bien que la ciu­dadanía conoz­ca al detalle el dinero que se gas­ta y en qué se gas­ta. Cuan­do se habla de que el pre­supuesto de la UE es ele­va­do hay que decir que el pre­supuesto con el que los país­es con­tribuyen para la UE es un 1%, un pre­supuesto mín­i­mo. En EEUU tiene un pre­supuesto para la Unión de un 13%, es la diferencia. 

Es ver­dad que lo que hay que hac­er es ver­i­ficar ese dinero, porque es un dinero que viene del con­tribuyente, ser trans­par­ente y saber donde se gas­ta cada euro, pero ahor­rar de donde se pueda. 

Nosotros hemos aproba­do en ajus­tar al máx­i­mo todo el dinero sobrante en pequeñas par­tidas que se pueden ahor­rar, que se pueden pre­scindir de ellas, pero no se puede pre­scindir de lo más impor­tante, por ejem­p­lo de la Políti­ca Agrí­co­la Común, donde se va la may­oría del dinero, la PAC, y los Fon­dos Europeos, de ahí no se puede pre­scindir. Los gas­tos de fun­cionamien­to del Par­la­men­to son gas­tos muy reduci­dos, no supo­nen prác­ti­ca­mente nada, porque del vol­u­men may­ori­tario de la UE se va a inver­sión, a la Políti­ca Agrí­co­la Común o a los Fon­dos Europeos. 

  Seguir leyen­do

cabeceraentrevistas

Entre­vista a Bor­ja Cabezón

Bor­ja Cabezón es Sec­re­tario de Políti­ca Inter­na­cional del Par­tido Social­ista de Madrid (PSM) y por­tavoz del Grupo Munic­i­pal Social­ista de Majada­hon­da. Juven­tudes Social­is­tas de Cham­berí quisi­mos ten­er una entre­vista con él, a pocos meses de las Elec­ciones Euro­peas, cuya cita resul­ta de primer orden, así como saber su opinión sobre otras cues­tiones nacionales.

Con esta entre­vista ini­ci­amos nues­tra nue­va sec­ción en la pági­na de JSCham­berí , Cara a Cara, donde ire­mos pub­li­can­do grad­ual­mente entre­vis­tas real­izadas a per­sonas desta­cadas del mun­do de la política.

1–      Pre­gun­ta: Bor­ja, tienes un per­fil joven, europeo e inter­na­cional, tam­bién te has impli­ca­do siem­pre en aso­cia­ciones. ¿De dónde te viene la fibra internacional?

Repues­ta: Estudié con 16 años en la Escuela Euro­pea de Bruse­las y eran tiem­pos de una gran vorágine euro­pea, había una aso­ciación que pro­movía encuen­tros inter­na­cionales, hacían activi­dades esti­lo Naciones Unidas, Con­se­jo de Min­istros, etc. Cuan­do llegué a la escuela ya tenía un cier­to interés políti­co y me selec­cionaron para rep­re­sen­tar a la escuela durante dos años y en esos encuen­tros­es donde empecé a cono­cer a mucha gente deto­do el mun­do y creo que es de allí de donde me viene el ger­men inter­na­cional y europeísta.

2–      P: Has vivi­do en el extran­jero, en Bruse­las, Améri­ca Latina…Cuando ves a tan­tos jóvenes que se encuen­tran aquí sin futuro, que se ven deses­per­a­dos, que se tienen que ir fuera y tienen miedo de hac­er­lo, ¿qué pien­sas?, ¿qué con­se­jo les podrías dar?

R: En primer lugar, me sol­i­dari­zo con el sen­timien­to y el áni­mo que todo joven español pue­da ten­er en estos momen­tos. Con más del 55% de desem­pleo en la fran­ja juve­nil, es muy com­pli­ca­do que la esper­an­za y la per­spec­ti­va que ten­ga un joven de cara a gener­ar su vida, sin depen­den­cia, su propia per­spec­ti­va, se quede en nada. No sólo les ha pasa­do a los españoles,sino tam­bién a muchos jóvenes de otros país­es que vinieron a España en su momento,y les pasó a  nue­stros abue­los cuan­do tuvieron que irse fuera en su momen­to porque aquí no había ni para com­er. A mí me gus­taríaque los diri­gentes políti­cos, y espe­cial­mente los nue­stros, tuviesen la capaci­dad de ofre­cer un proyec­to, que diera unas solu­ciones conc­re­tas, diera con un proyec­to capaz de gener­ar per­spec­ti­vas reales a la población joven. Tam­bién a la menos joven que tam­bién está vien­do frustradas sus expec­ta­ti­vas de vida o jubilación.

3–      P: ¿Crees que podemos ofre­cer o que esta­mos para ofre­cer esa solución?

R: Creo que podemos y debe­mos hacerlo.Es nues­tra obligación como Social­is­tas y como ciu­dadanos con vocación de ser­vi­cio públi­co. Que este­mos en el camino para hac­er­lo no lo sé del todo. El par­tido está aho­ra en ebul­li­ción y es cuan­do todo puede pasar, más que nada porque está en reconstrucción.El par­tido no es que esté en con­struc­ción porque tiene 134 años de his­to­ria, pero si es ver­dad que aho­ra está definien­do por dónde quiere ir, cuál es la ofer­ta políti­ca que le vamos a ofre­cer a los ciu­dadanos de este país, porque evi­den­te­mente es una sociedad muy cam­bi­a­da, no tiene nada que ver la de hoy en día con la del año 78 o si me apuras la del año 96.

Borja Cabezón

Seguir leyen­do

Tiempos dorados

Fama (Fernando Vicente)Es sólo un ejem­p­lo. La entre­vista de Aznar ha pro­duci­do una ria­da de val­o­raciones y análi­sis, sien­do comen­ta­da has­ta la saciedad, que responde, bajo mi pun­to de vista, a un fenó­meno que se viene dan­do des­de hace un tiem­po, la rea­pari­ción de antigu­os líderes políti­cos en el esce­nario actual.

No hay día que algún medio de comu­ni­cación, por tele­visión, per­iódi­co, revista, radio, inter­net, tier­ra, mar o aire, así como peri­odis­tas o comen­taris­tas políti­cos en ter­tu­lias o artícu­los, nos citen en algún momen­to a alguno de estos líderes, sus políti­cas o algu­na época pasa­da, remem­o­ran­do una especie de “tiem­pos dora­dos” donde al pare­cer no había prob­le­mas y España fun­ciona­ba cor­rec­ta­mente gra­cias a esos pro­hom­bres o sus acciones. Quizás el ejem­p­lo par­a­dig­máti­co que se recuer­da con­stan­te­mente y que se inci­ta a que se repi­ta son los famosos Pactos de la Mon­cloa (dan­do por hecho que los pactos, así en abstrac­to, son buenos, cosa que es bas­tante dis­cutible si no se sabe en qué con­siste susodi­cho pacto).

Quizás for­ma parte de una pro­lon­gación de la miti­fi­cación de aquél peri­o­do reciente de nues­tra His­to­ria como fue la Tran­si­ción, o del desnorte lógi­co de un país que no ha vivi­do una cir­cun­stan­cia como la de ten­er ex pres­i­dentes, y nece­si­ta definir su papel, como definidos están en otro país­es con una democ­ra­cia más longe­va. En cualquier caso no deja de ser sor­pren­dente como se han situ­a­do ráp­i­da­mente al mis­mo niv­el mediáti­co y con más fer­vor que los políti­cos actuales.

La vuelta del pasa­do se da, pien­so, por dos razones. La primera de ella es uti­lizar la bien sabi­da propiedad que otor­ga el tiem­po a la memo­ria, defor­man­do el pasa­do, descon­tex­tu­al­izan­do al indi­vid­uo y sus acciones, e ide­al­izán­do­lo, lo que puede ser uti­liza­do prove­chosa­mente para redefinir los recuer­dos de sus acciones o mandatos. Dicho de otro modo, una car­ga pro­pa­gandís­ti­ca con el obje­to de que se instale en la memo­ria colec­ti­va una idea o val­o­ración pos­i­ti­va (y a ser posi­ble elo­giosa) de su labor de gob­ier­no, mostrán­do­lo tal y como ellos mis­mos quieren que se recuerden.

Pero por otro lado, esta rapi­dez en la recolo­cación del pasa­do se ha dado porque el con­tex­to actu­al es idó­neo para ello. Que el recuer­do impere con más pasión que nun­ca no deja de ser sin­tomáti­co del vacío políti­co actu­al y de la baja esti­ma de la ciu­dadanía hacia pre­sente políti­co. No sería nece­sario mirar atrás con nos­tal­gia si hubiese un pre­sente vivo que nos colo­case miran­do de frente a un esper­an­zador futuro. Pero no es así. El har­taz­go, el dis­tan­ci­amien­to con los políti­cos, la fal­ta de ideas, y sobre todo los con­stantes insul­tos que recibi­mos los ciu­dadanos con men­sajes banales, cuan­do no despec­tivos, ha hecho que los recuer­dos se tor­nen deseos, y puesto que no hay un proyec­to políti­co a niv­el glob­al que genere sufi­cientes expec­ta­ti­vas, el pre­sente se ha queda­do huér­fano y lo ha ocu­pa­do el pasado.

No deja de ser cier­to que la degradación al que ha lle­ga­do el niv­el políti­co hace que en com­para­ción, los dis­cur­sos y el caris­ma de antigu­os líderes gane a la actu­al­i­dad de for­ma arrol­lado­ra, lo que no deja de ser un sig­no de inteligen­cia ciu­dadana el que se esté exigien­do (indi­rec­ta­mente) un niv­el may­or y un tratamien­to más respetu­oso sobre la capaci­dad de entendimien­to que tiene la sociedad españo­la. Es una situación cómo­da para los ex de nue­stro país, pues opinan y recomien­dan qué y cómo se deben hac­er las cosas, apelando a su expe­ri­en­cia, pero con el priv­i­le­gio de hablar de aque­l­lo de lo que quieren y de no ten­er respon­s­abil­i­dades. Está claro que están uti­lizan­do a su favor la cri­sis políti­ca e insti­tu­cional que vivi­mos, bajo el motor del ego nada ocul­to, del yo fui, yo hice y yo advertí, pero sin respon­s­abil­i­dades, y sobre todo arrin­co­nan­do sus errores pasa­dos en una neb­u­losa colec­ti­va, susti­tuyén­dose úni­ca­mente por sus logros.

Pero vuel­vo a insi­s­tir, la nos­tal­gia de los “tiem­pos dora­dos” es sin­tomáti­co del vacío actu­al, en una especie de resorte de seguri­dad que hace que mire­mos atrás donde nos sen­ti­mos más seguros, elu­di­en­do con­tem­plar el pre­sente por duro que sea y definir por fin un proyec­to políti­co esper­an­zador. La vuelta del pasa­do no es altru­ista, es un retorno que viene bajo un dis­cur­so pater­nal­ista que a día de hoy nos aneste­sia para avan­zar y continuar.

Pedro Reig

Pub­li­ca­do orig­i­nal­mente en www.diarioprogresista.es

Ilus­tración: Fer­nan­do Vicente.

Socialismo Internacional: el Reino Unido

Los movimien­tos socialdemócratas en el Reino Unido tienen como raíz la rev­olu­ción indus­tri­al y la necesi­dad evi­dente para la clase tra­ba­jado­ra pro­le­taria de ten­er un par­tido políti­co defen­di­en­do sus intere­ses y sus valores.

No obstante, con­sid­er­amos que la fun­dación del Par­tido Laborista se hizo en el año 1900 cuan­do un grupo de sindi­catos crearon un Comité para la rep­re­sentación lab­o­ral con el obje­ti­vo de ten­er una rep­re­sentación en políti­ca. Ese Comité se con­vierte en el Par­tido Lab­o­ral­ista durante las elec­ciones gen­erales del año 1906 en las cuales entró en la Cámara de los Comunes. En aquel momen­to, el prin­ci­pal ali­a­do políti­co de los Laboris­tas es el Par­tido Lib­er­al, pero al salir de la primera Guer­ra Mundi­al el “Labour” supera a sus ali­a­dos, y se con­vierte entonces en el primer par­tido de la oposi­ción, frente a los con­ser­vadores. Esta posi­ción per­mite al par­tido for­mar dos gob­ier­nos, primero en 1924 y luego en 1929. Sin embar­go, la cri­sis que emergió aquel año les debil­itó mucho y el par­tido volvió a pasar a la oposi­ción has­ta el final de la segun­da Guer­ra Mundial.

Sin embar­go, el año 1945 mar­có un giro en la his­to­ria de la socialdemoc­ra­cia británi­ca puesto que el Par­tido Laborista ganó las elec­ciones y empezó entonces a pon­er en mar­cha amplias refor­mas, como nacional­iza­ciones y un sis­tema de Esta­do Social.

Tras unos años en la oposi­ción, los Laboris­tas volvieron al poder des­de el año 1964 al año 1970, empezan­do grandes políti­cas sociales tales como la legal­ización del abor­to, de la homo­sex­u­al­i­dad y abolien­do la pena de muerte. Es cier­to que la der­ro­ta elec­toral de 1970 frenó las posi­bil­i­dades de los socialdemócratas de mejo­rar aun más la sociedad británi­ca, pero cua­tro años después, Harold Wil­son volvió a ganar las elecciones.

A par­tir de aquel momen­to, el Reino Unido empezó a vivir horas muy duras con el plan económi­co y social, enfren­tán­dose a huel­gas gen­erales y una división de la sociedad tan pro­fun­dad que no per­mi­tió a los Laboris­tas ganar más elec­ciones. Por lo tan­to, en 1979, se vio la vic­to­ria de los Con­ser­vadores encabezan­do por Mar­garet Thatch­er. Seguirán las der­ro­tas de los años 1983 y 1992. Dos años después, un joven abo­ga­do lla­ma­do Tony Blair, fue elegi­do para lid­er­ar el Partido.

Des­de entonces muchos cam­bios comen­zaron. El primero de todos fue la desapari­ción, en los estatu­tos del par­tido, del com­pro­miso a luchar por el colec­tivis­mo de la economía entera, acep­tan­do entonces, la economía del mer­ca­do y las tesis lib­erales. Tras 18 años en la oposi­ción, los Laboris­tas volvieron a ganar elec­ciones en 1997. El últi­mo cam­bio fue la emer­gen­cia de un nue­vo mod­e­lo políti­co, la “ter­cera vía”, es decir una mez­cla entre una ten­den­cia lib­er­al y otra más socialdemócra­ta. Con este mod­e­lo, el Par­tido Laborista volvió a ganar en el 2001 y en el 2005. Tras la dimisión de Tony Blair en el 2007, Gor­don Brown le sucedió como primer ministro.

Hoy en día, el Par­tido, encabeza­do por Ed Miliband está de nue­vo en la oposición.

Cabe destacar que la ori­entación, a veces lla­ma­da “social-lib­er­al” de los Laboris­tas no es nada más, al fin y al cabo, que la con­tin­uación lóg­i­ca de un par­tido que des­de su ori­gen rec­hazó la ide­ología marx­ista por la defen­sa de un sis­tema democráti­co par­la­men­tario y plural.

Gaelle Lecomte

Sec­re­taria de Políti­ca Inter­na­cional de JSCh

Consecuencias de la austeridad europea, ¿por qué se sigue insistiendo en ella?

Cada vez más, oímos hablar de la inca­paci­dad de la Unión Euro­pea (UE) para actu­ar frente a una cri­sis que parece acor­ralar­la. Se le acusa de inop­er­an­cia y de debil­i­dad, pero ¿es éste real­mente el prob­le­ma? En mi opinión no exactamente.

La Unión Euro­pea – la Comisión Euro­pea en real­i­dad – ha esta­do lejos de mostrar debil­i­dad. ¿Aca­so puede con­sid­er­arse débil una insti­tu­ción que ha logra­do cam­biar rad­i­cal­mente los planes de políti­ca económi­ca de un país, forzan­do a los par­tidos en el gob­ier­no a apro­bar medi­das que les podrían ale­jar del poder durante años, si no hac­er­les desa­pare­cer? ¿Una insti­tu­ción des­de la que se ha lle­ga­do a situ­ar en el gob­ier­no de Italia a un primer min­istro que no ha pasa­do por las urnas para ello? ¿Una insti­tu­ción que ha afec­ta­do a las vidas de mil­lones de ciu­dadanos de man­era mucho más direc­ta de lo que lo han hecho algunos gob­ier­nos? No, no ha sido débil, más bien ha mostra­do una firme mano de hier­ro y una capaci­dad de influ­en­cia tal, que cada vez son más los que desean pon­er­le límites, al menos en la for­ma en que la ori­entación de estas políti­cas se está desar­rol­lan­do. Y esta es, a mi for­ma de ver, la causa del prob­le­ma. La UE no es débil, su capaci­dad para tomar deci­siones e influir en las políti­cas de los Esta­dos Miem­bros es amplia, sin embar­go, la for­ma en que se deci­den estas políti­cas y los órganos comu­ni­tar­ios que ejercen el poder se han ale­ja­do de lo que cabía esper­ar de la Unión.

El gob­ier­no de la UE se ha ido desvin­cu­lan­do del Par­la­men­to Europeo, en el que los ciu­dadanos y tam­bién todos los Esta­dos Miem­bros esta­mos rep­re­sen­ta­dos, en favor de un ente más difu­so cuya cabeza vis­i­ble es la Comisión Euro­pea, o más bien sus comis­ar­ios. Des­de este organ­is­mo, rodea­do de un aura de la lla­ma­da tec­noc­ra­cia, en el que las deci­siones son tomadas des­de la dis­tan­cia y sin ten­er que rendir cuen­tas direc­ta­mente ante los ciu­dadanos, se ha lle­va­do a cabo el cam­bio en la políti­ca económi­ca comu­ni­taria hacia la aus­teri­dad. Una políti­ca cuyos resul­ta­dos se expo­nen a con­tin­uación antes de reflex­ionar sobre cuál es la moti­vación para insi­s­tir sobre ella.

Seguir leyen­do “Con­se­cuen­cias de la aus­teri­dad euro­pea, ¿por qué se sigue insistien­do en ella?”

¿Cómo gobernar un país que tiene más de 258 variedades de quesos?

Como lo había desta­ca­do muy bien el Gen­er­al de Gaulle en su momen­to, Fran­cia, por sus car­ac­terís­ti­cas y su inmen­sa diver­si­dad, no es en nada, un país fácil de gob­ernar… ¿Si supiese que hoy exis­ten más de 1600 var­iedades, que diría de la labor que toca al actu­al Pres­i­dente de la República?

Un año jus­to después de su elec­ción en las pres­i­den­ciales, Fran­cois Hol­lande es más crit­i­ca­do nun­ca, más impop­u­lar que nun­ca y está más ais­la­do que nun­ca. Ais­la­do, pero no sólo.

En el frente europeo primero, parece que después de las tur­bu­len­cias con Ale­ma­nia un vien­to de cam­bio esta sop­lan­do a nue­stro favor, un vien­to ital­iano lla­ma­do Enri­co Let­ta. ¿Quién hubiera podi­do pen­sar que al fin y al cabo, y después tan­ta incer­tidum­bre sobre su pro­pio des­ti­no políti­co, Italia se iba a sumar a la causa de Fran­cia en Europa? Hol­lande, que des­de el primer momen­to no ha para­do de defend­er una políti­ca de crec­imien­to al niv­el europeo, no tiene otro reme­dio que aplicar lo opuesto a su ide­ología, políti­ca de aus­teri­dad. Esa fal­ta de leal­tad a la ide­ología de izquier­das le ha costa­do una rebe­lión de sus par­la­men­tar­ios que le piden “enfrentarse” a la línea defen­di­da por el veci­no alemán.

En el frente francés, la ciu­dadanía, impa­ciente, le pide ya el cam­bio que tan­to se esper­a­ba. Es decir, reduc­ción del paro, crec­imien­to económi­co y mejo­ra de nue­stro déficit y deu­da. De momen­to, no hemos sido capaces de dar ese giro. Y nue­stros adver­sar­ios políti­cos aprovechan. Al par­tido UMP, sin lid­er­az­go fuerte, con graves divi­siones inter­nas y con su ex jefe meti­do en asun­tos de finan­ciación ile­gal de cam­paña, no le que­da otra que criticar sin prop­ues­tas alter­na­ti­vas. La extrema derecha de Le Pen, espera tran­quil­a­mente subir en las encues­tas de opin­iones, ata­can­do todo lo que se mueve izquierda/derecha, como un ani­mal muer­to de ham­bre. La extrema izquier­da de Melen­chon, se está hacien­do mae­stro en el arte del pop­ulis­mo, habi­en­do super­a­do la dem­a­gogia hace ya mucho. Cuan­to a los centristas/demócratas e inde­pen­di­entes, olvi­dan pre­cis­ar que de inde­pen­den­cia nada, su gran líder el señor Bor­loo con­tribuyó por mucho en la gestión desas­trosa del país durante ocho de los diez años en los cuales gob­ernó la derecha de Chirac primero y de Sarkozy segun­do. Seguir leyen­do “¿Cómo gob­ernar un país que tiene más de 258 var­iedades de que­sos?”

¿Y ahora… qué?

Me levan­to de la cama de un salto. No puedo estar más nerviosa, hoy sale mi últi­ma nota. Si aprue­bo seré Grad­u­a­da en Pub­li­ci­dad y Rela­ciones Públicas.

Se está encen­di­en­do el orde­nador, ¿por qué va tan lento?, ¡qué nervios!. Ya está, abro la pági­na de la uni­ver­si­dad, entro en mi usuario y… ¡¡un 8!! ¡¡No me lo puedo creer!!

Una sem­ana después empieza mi búsque­da de empleo, quiero tra­ba­jar, quiero demostrar­le al mun­do lo que sé hac­er y lo que he apren­di­do, me lo merez­co por todo el esfuer­zo que he hecho para acabar la car­rera, com­pag­inán­dola por las tardes con tra­ba­jos de pro­fe­so­ra par­tic­u­lar, azafa­ta de con­gre­sos los fines de sem­ana y ven­di­en­do hela­dos en un par­que acuáti­co los meses de ver­a­no. ¡Aho­ra me toca a mí!

Así que elaboro una lista con todas las agen­cias de pub­li­ci­dad de la ciu­dad, imp­ri­mo casi 50 cur­rícu­lums y me preparo para salir a la calle a bus­car trabajo.

- Ya verás que ensegui­da te empiezan a lla­mar de un mon­tón de sitios.

- Lo ten­go muy difí­cil mamá, aho­ra está todo muy mal.

- Pero tú vales mucho, alguien lo sabrá apreciar.

Algu­nas agen­cias han cer­ra­do, otras me dicen que están reducien­do plan­til­la, otras que ya me lla­marán, pero yo no deses­pero y sigo echan­do cur­rícu­lums. Pasan los días, las sem­anas; he echa­do cur­rícu­lums por inter­net y en per­sona; en mi ciu­dad y en otras de España, pero no reci­bo respuesta.

Seguir leyen­do “¿Y aho­ra… qué?”

Acto JSM: La dignidad en la memoria

Republica

Con moti­vo del próx­i­mo aniver­sario del 14 de abril, Día de la Repúbli­ca, Juven­tudes Social­is­tas de Madrid orga­nizó un acto el viernes 12 en la Agru­pación Social­ista de Cham­berí con el títu­lo La dig­nidad en la memo­ria. En el mis­mo se quiso recor­dar la impor­tan­cia que tiene esta fecha, no sólo para reivin­dicar un mod­e­lo repub­li­cano de jefatu­ra de Esta­do, sino tam­bién para recor­dar a la Segun­da Repúbli­ca y a todas a aque­l­las per­sonas que lucharon por ella, así como para colab­o­rar en la elim­i­nación de los tabús exis­tentes todavía hoy sobre aquel peri­o­do, a pesar de haber pasa­do más 30 años de democracia.

Seguir leyen­do “Acto JSM: La dig­nidad en la memo­ria”

Acto: elecciones en Italia

ITALY-POLITICS-PD-BERSANI-FILES

 

A tres sem­anas de las elec­ciones gen­erales ital­ianas, el viernes 1 de Febrero orga­ni­zamos un acto/charla con un com­pañero del Par­tido Democráti­co, Mat­teo Ragnac­ci. Con él, pudi­mos enten­der la razón de la antelación de esas elec­ciones (ini­cial­mente pre­vis­tas para abril), el con­tex­to económi­co y financiero en el que se encuen­tra Italia y el con­tex­to políti­co; expli­can­do el desar­rol­lo de las pri­marias inter­nas en el seno del PD, hacien­do un bal­ance del gob­ier­no téc­ni­co de Mon­ti y anal­izan­do a los tres prin­ci­pales can­didatos: Pier Lui­gi Bersani (Par­tido Democráti­co), Mario Mon­ti (Elec­ción Cívi­ca) y Sil­vio Berlus­coni (Pueblo de la Libertad).
El acto se cer­ró tras una ron­da de pre­gun­tas de los com­pañeros pre­sentes aquel día.

Sec­re­taría de Políti­ca Internacional

JSCh te desea Felices Fiestas

Felicitación JSCh

Queri­do compañero/a,

Des­de Juven­tudes Social­is­tas de Cham­berí quer­e­mos enviarte un afec­tu­oso salu­do y felic­i­tarte las fies­tas, en un momen­to de gran con­vul­sión social, económi­ca y políti­ca que nece­si­ta hoy más que nun­ca a gente como tú que tra­ba­je y luche con firmeza por los val­ores que un día nos lle­varon a afil­iarnos a nue­stro partido. 

¡FELIZ 2013!

Juven­tudes Social­is­tas de Chamberí

Estado de sitio

Apre­ta­dos nue­stros cuel­los por los recortes y retor­ci­da nues­tra colum­na por el peso de nuevos gravámenes, sostenidos por unos suel­dos que ape­nas cre­cen, o cuan­do no, sim­ple­mente caen o desa­pare­cen, se suma a todo ello la fati­ga que sufren nue­stros oídos cuan­do escuchamos cómo recaen las cul­pas sobre esta difí­cil situación económi­ca (aunque “con brotes verdes”) o  aque­l­lo de “hay que hac­er esfuer­zos entre todos”.  Eso sin con­tar con la mani­da excusa de que la heren­cia social­ista no es sino un las­tre que nos con­duce a esta penosa trav­es­ía por el desier­to. Sin quer­er descar­gar de respon­s­abil­i­dades al ante­ri­or gob­ier­no (que las tiene. Y muchas), lo real­mente grave de este tipo de consignas es com­pro­bar cómo ha cal­a­do este men­saje, como ha pren­di­do la lla­ma y como un ele­va­do por­centa­je de las clases medias españo­las, los que de ver­dad están sufrien­do y pagan­do la cri­sis, lo acep­tan y casi com­pren­den casi como algo nat­ur­al. Si suben las tasas has­ta con­ver­tir másteres públi­cos en pri­va­dos, si ya no hay becas para el come­dor o cobran por lle­var un tup­per, o si la insuli­na ve dupli­ca­da su pre­cio, con­stan­te­mente escuchamos cómo se debe a esta situación de cri­sis. Maldita cri­sis. Uno ya empieza a estar har­to de este sam­ben­i­to que nos hosti­ga permanente.

Todos los que esta­mos aquí sabe­mos que estos lodos vienen de múlti­ples y tam­bién lejanos polvos. Todos cono­ce­mos la famosa ley del sue­lo de 1998, la acu­mu­lación masi­va de activos ban­car­ios en bienes inmo­bil­iar­ios sin ningún tipo de con­trol por parte de las autori­dades de uno y otro sig­no, la con­niven­cia entre políti­ca y ban­ca y la omertá declar­a­da para tapar escán­da­los. Una cor­rup­ción casi asim­i­la­da como prác­ti­ca políti­ca, castil­los con­stru­i­dos sobre nubes de espec­u­lación y muchas más causas que de ser enu­mer­adas todas, acabaría por ten­er que escribir tomos y tomos. Creo que todos los que esta­mos aquí cono­ce­mos el ori­gen de todo y sabe­mos cómo la ide­ología cabal­ga a lomos de la situación económi­ca y del “hemos-vivi­do-por-enci­ma-de-nues­tras-posi­bil­i­dades” como pre­tex­to, y cómo con­siguen implan­tar políti­cas que soli­viantarían a naciones enteras, pero con­siguen acallar a poten­ciales mil­lones de voces cla­mantes con ese man­to espec­tral lla­ma­do cri­sis. Aún más, aparte de implan­tarse, lle­gan inclu­so a encon­trar jus­ti­fi­cación entre masas y masas de ciu­dadanos. Y no solo por parte de los reduci­dos gru­pos de ben­e­fi­ci­a­dos, no. Muy al con­trario, vemos con incredul­i­dad como en grandes sec­tores medios, se asim­i­la ese men­saje y se lle­ga, no sin res­i­gnación, a acep­tar, pese a que las mov­i­liza­ciones, afor­tu­nada­mente, cada vez son mayores.

Seguir leyen­do “Esta­do de sitio”