Juventud, un colectivo electoral

Fal­ta mucho, pero fal­ta poco. Aunque todavía este­mos en sep­tiem­bre, la activi­dad políti­ca munic­i­pal y autonómi­ca piv­otará in crescen­do en torno a las próx­i­mas elec­ciones de mayo de 2019. Entre otras cosas, como can­di­dat­uras o pro­gra­mas, durante los próx­i­mos meses ver­e­mos cam­bios en la acti­tud y for­mas de diri­gentes y par­tidos del Ayun­tamien­to, y apare­cerán por arte de magia colec­tivos, que aunque igno­ra­dos durante los años ante­ri­ores, volverán a ser parte del debate como poten­ciales votantes. La juven­tud será uno de estos colec­tivos predilec­tos que no fal­tará en la estrate­gia de todos los par­tidos. Aho­ra bien, los jóvenes, y en gen­er­al los votantes, deben analizar si se les ha aten­di­do ade­cuada­mente, es decir, si se les ha tenido real­mente en cuen­ta en la elab­o­ración de los pre­supuestos, en los pro­gra­mas que se han puesto en mar­cha o en los debates munic­i­pales. Si no hay una cor­re­spon­den­cia entre las políti­cas lle­vadas a cabo en los últi­mos años y su inclusión en el debate elec­toral, será puro maquil­la­je y pro­pa­gan­da política.

Tres años después de la lle­ga­da de Aho­ra Madrid al Ayun­tamien­to ya hay datos sufi­cientes para con­statar el niv­el de cumplim­ien­to de sus com­pro­misos políti­cos, pero tam­bién el com­por­tamien­to del resto de los gru­pos en la oposi­ción en mate­ria de juven­tud. Si algo ha lla­ma­do la aten­ción durante estos años, tan­to en el Ayun­tamien­to como en las Jun­tas de Dis­tri­to, ha sido la fal­ta de interés y de ideas, y en gen­er­al la desidia, que tan­to gob­ier­no como la derecha políti­ca (azul y naran­ja) han demostra­do en mate­ria de Juven­tud. Los que hemos tenido la suerte de ser rep­re­sen­tantes del Par­tido Social­ista durante esta leg­is­latu­ra, creí­mos que la sal­i­da del Par­tido Pop­u­lar del Ayun­tamien­to tras 24 años de gob­ier­no con­tin­u­a­do era una opor­tu­nidad para cam­biar las políti­cas munic­i­pales. Aunque los resul­ta­dos no nos fue­sen muy favor­ables, hemos tenido una posi­ción des­de el ini­cio acti­va y propos­i­ti­va y, entre otras cosas, hemos queri­do avan­zar en mate­ria de juven­tud, pero…nos hemos queda­do solos.

Podríamos par­tir del hecho de que no exista ningu­na con­ce­jalía con esta denom­i­nación expre­sa (Con­ce­jalía, sí Direc­ción Gen­er­al), pero sería lo de menos si en los pre­supuestos munic­i­pales se reco­giesen políti­cas para jóvenes. Pero tam­poco ha sido así. En 2017, de los 4.487 mil­lones del Pre­supuesto, ape­nas un 0,1% fue des­ti­na­do a ello. Un dato bas­tante rel­e­vante para cal­i­brar el interés de Aho­ra Madrid en sus tan alaba­dos jóvenes. Tam­poco se ha puesto en mar­cha el Con­se­jo de la Juven­tud de la Ciu­dad de Madrid (no con­fundir con el Con­se­jo Sec­to­r­i­al de Juven­tud) que hubiese sido un instru­men­to muy útil de par­tic­i­pación políti­ca y rep­re­sentación de los jóvenes para, entre otras cosas, dis­eñar pro­gra­mas especí­fi­cos en los dis­tri­tos. Lla­ma la aten­ción que sí que se haya con­sti­tu­i­do en la Comu­nidad de Madrid y no en el ayun­tamien­to. Tam­poco se ha elab­o­ra­do ningún Plan Joven, donde se anal­izase la situación de la juven­tud madrileña, y enmar­car y orga­ni­zar como respues­ta a ello una serie de obje­tivos, pro­gra­mas y recur­sos. Por cier­to, ambas cosas, el Con­se­jo y un Plan joven, fue una prop­ues­ta del PSOE, en una mis­ma ini­cia­ti­va aproba­da (y no real­iza­da) en el pleno del Ayun­tamien­to de Madrid en diciem­bre de 2015. Pero ante todo, lo que más sor­prende, es que esto de la juven­tud, parece que era un tema exclu­si­vo del Par­tido Social­ista. El con­sis­to­rio no hubiese debati­do en tres años sobre políti­cas juve­niles si no hubiese esta­do el grupo munic­i­pal social­ista detrás de ello. Ni Aho­ra Madrid ni Par­tido Pop­u­lar ni Ciu­dadanos, han tenido entre sus pri­or­i­dades las políti­cas de juventud.

Si nos trasladamos a las Jun­tas de Dis­tri­to, el panora­ma ha sido el mis­mo, y en con­cre­to en Cham­berí, las políti­cas juve­niles han esta­do tradi­cional­mente con­de­nadas. Durante años, des­de 2001, los dis­tri­tos de Madrid se han ben­e­fi­ci­a­do de un pro­gra­ma juve­nil denom­i­na­do “La tarde más joven”, que por algu­na razón quedaron al mar­gen Cham­berí y Mon­cloa. Ya en 2008 y 2009 el Grupo Munic­i­pal Social­ista de Cham­berí pidió a la Jun­ta Munic­i­pal de Dis­tri­to que nos incor­poráse­mos a este pro­gra­ma (sin éxi­to) y des­de el ini­cio de esta leg­is­latu­ra volvi­mos a pedir­lo, ape­nas unos meses después de su ini­cio, en el pleno de mayo de 2016. De nue­vo, pero esta vez Aho­ra Madrid en el gob­ier­no, se resistían a quer­er enmen­dar la situación de exclusión que padecía Cham­berí respec­to del resto. Nues­tra proposi­ción fue aproba­da, a pesar de Aho­ra Madrid que se abstu­vo, y en sep­tiem­bre de ese mis­mo año lo con­seguimos, empezó a fun­cionar después de muchos años. Duró poco. En enero, Mar­ta Higueras, respon­s­able de esta área, anun­ció su supre­sión de todos los dis­tri­tos de Madrid. La excusa esta vez era su susti­tu­ción por un pro­gra­ma de inter­ven­ción socioe­d­uca­ti­va, no sien­do por tan­to un pro­gra­ma juve­nil, y que en cualquier caso no iba a ten­er nue­stro dis­tri­to (es el pro­gra­ma “Qué­date” y solo lo tienen 10 de 21). Tan­to en febrero de 2017 como en sep­tiem­bre de 2018, seguimos dan­do la tabar­ra con este asun­to en la Jun­ta, pidi­en­do un pro­gra­ma juve­nil, pidi­en­do algu­na actuación en este sen­ti­do, pre­gun­tan­do sobre las inten­ciones en esta mate­ria, y denun­cian­do la desidia con la que han abor­da­do este tema.

Y así nos hemos queda­do, sin pro­gra­ma juve­nil, ni en Cham­berí ni en ningún sitio. Las excusas de Aho­ra Madrid han sido con­stantes des­de 2015: que si no iba a ten­er mucho éxi­to, que si la gestión del pro­gra­ma ten­dría que ser difer­ente, que si no cuen­ta con el teji­do veci­nal aso­cia­ti­vo, que si la gente que lo lle­va son solo guías y no dinamizadores, etc. Y por parte de los dos con­ce­jales que ha tenido nue­stro dis­tri­to estos años, inten­tos de con­fusión con­stante con tal de no decir abier­ta y públi­ca­mente que no tenían inten­ción algu­na de implan­tar ningún pro­gra­ma juve­nil. Algo demasi­a­do con­tun­dente como para después apelar a la juven­tud en peri­o­do elec­toral, claro. Aho­ra que se aprox­i­ma ese momen­to, aho­ra que volverá la Juven­tud a ser el colec­ti­vo favorito de Aho­ra Madrid, aho­ra que dirán que han esta­do pre­sentes en todos sus pen­samien­tos (que no pre­supuestos), y todo con mucha ter­nu­ra y cora­zones. Quizá, es el momen­to de pedirles cuen­tas, de decir­les que el tra­to afa­ble y casi mater­nal con el que se diri­gen a nosotros, la Juven­tud, no es sufi­ciente. Y como dice un refrán, que ellos mis­mos han uti­liza­do en una cam­paña reciente, “hechos son amores”. Pues eso, hechos.

Pedro Reig
Vocal Veci­no del Grupo Munic­i­pal Social­ista de Chamberí

Master en mentiras

Es fre­cuente escuchar en las ter­tu­lias políti­cas el asom­bro que pro­duce en muchos ter­tu­lianos la capaci­dad de men­tir sin inmu­tarse de Esper­an­za Aguirre, la otro­ra lid­ere­sa del PP madrileño, hoy cadáver políti­co arrastra­da a la dimisión por las innu­mer­ables “ranas” de las que se rodeó, a las que aupó a car­gos de poder y que cometieron toda clase de cor­rupte­las sin que ella, o eso dice, se enterase. Su frase “Yo destapé la Gür­tel” for­ma ya parte de la His­to­ria negra de la políti­ca españo­la, el abso­lu­to des­pre­cio a la ver­dad que con­sti­tuye, jun­to con la abso­lu­ta con­vic­ción con la que fue pro­nun­ci­a­da la hacen indud­able­mente mere­ce­do­ra de ello.

Si bien, estos días el dudoso hon­or que osten­ta de ser la políti­ca españo­la que más descarada­mente ha men­ti­do a la ciu­dadanía le puede ser arrebata­do por Cristi­na Cifuentes. He de recono­cer en Cifuentes un don para lograr lo que parece imposi­ble, no sólo logró apartar del poder a Aguirre, sino que tam­bién fue capaz, si nos aten­emos a su ver­sión, de con­seguir que le regalaran un mas­ter sin come­ter ningu­na irreg­u­lar­i­dad ni hac­er pre­siones para con­seguir­lo, en defin­i­ti­va, de que se lo regalaran mien­tras ella creía firme­mente haber­lo aproba­do legí­ti­ma­mente.  Pero esto que aho­ra se dispone a hac­er la seño­ra Cifuentes es aún más difí­cil que lo ante­ri­or, aún más imposi­ble, va a lograr que, por primera vez en la vida políti­ca reciente los españoles y españo­las conoz­camos a una diri­gente políti­ca capaz de super­ar la des­fachatez y la sin­ver­gonzon­ería con la que Esper­an­za Aguirre nos men­tía a la cara.

Es cier­to que al seguir la trayec­to­ria de Cifuentes se podía obser­var que ya apunt­a­ba man­eras, que era digna suce­so­ra de Aguirre. Sir­van como ejem­p­lo sus afir­ma­ciones defen­di­en­do una absur­da huel­ga a la japone­sa el 8M y su abso­lu­ta tran­quil­i­dad al des­men­tir­las a pesar de que esta­ban grabadas o su des­fachatez al no apo­yar las reivin­di­ca­ciones de los colec­tivos LGTBI de cara al Orgul­lo de 2016, a la vez que se vic­tim­iz­a­ba por no ser invi­ta­da a una man­i­festación cuyas reivin­di­ca­ciones no com­partía. O su has­ta aho­ra may­or mues­tra de falsedad: seguir declar­án­dose pro­gre­sista y defen­so­ra de los dere­chos LGTBI después de no hac­er nada e, inclu­so, reírse al escuchar como en un debate Xavier Hor­ca­jo hacía gala de una trans­fo­bia intol­er­a­ble al comen­tar la inclusión de nues­tra com­pañera Car­la Antonel­li en las lis­tas del PSM [1]. O inclu­so peor: ser capaz de declararse una políti­ca com­pro­meti­da con la ciu­dadanía y defen­so­ra de los ser­vi­cios públi­cos a la vez que pre­side la comu­nidad con las tasas uni­ver­si­tarias más caras, la may­or seg­re­gación esco­lar por razón de renta y la sanidad públi­ca con may­ores lis­tas de espera, en defin­i­ti­va la que ofrece peo­res ser­vi­cios públi­cos o, lo que es lo mis­mo, la que menos pro­tege a aque­l­los que más nece­si­tan dichos ser­vi­cios: las per­sonas más des­fa­vore­ci­das económi­ca­mente y más afec­tadas por una cri­sis cuyos efec­tos sigue sufrien­do la población.

Seguir leyen­do “Mas­ter en men­ti­ras”

Desigualdad

La desigual­dad social es uno de esos con­cep­tos que, en los últi­mos años, ha salta­do des­de las tri­bunas académi­cas al debate públi­co y por lo tan­to a la are­na políti­ca. Puede pare­cer que es un prob­le­ma nue­vo aunque quizá lo que ocurre es que antes lo llamábamos de otra man­era o que sólo nos fijábamos en algu­nas expre­siones de la desigual­dad social como el racis­mo, el machis­mo o la exclusión social sin más. Hay bas­tante debate sobre la defini­ción clara y pre­cisa de este con­cep­to, aunque sobre lo que sí parece haber con­sen­so es en que no se puede hablar de com­par­ti­men­tos estancos, es decir, la desigual­dad económi­ca no puede sep­a­rarse fácil­mente de las difer­en­cias de niv­el de salud o educa­ti­vo por ejem­p­lo, y que esa relación es recíp­ro­ca. Por lo tan­to la desigual­dad social es un hecho que se expre­sa en múlti­ples ámbitos de la vida de las per­sonas, y la solu­ción pasa por actu­ar sobre todos y no sólo uno.

Otra idea impor­tante sobre esta noción son los límites tem­po­rales de su influ­en­cia, ya que la desigual­dad que sufre un indi­vid­uo no sólo se ve afec­ta­da por su situación pre­sente, sino que tam­bién es con­se­cuen­cia de la desigual­dad de sus prog­en­i­tores y por lo tan­to afec­tará tam­bién a su descen­den­cia. Por ejem­p­lo, la prob­a­bil­i­dad de lle­gar a cur­sar estu­dios uni­ver­si­tar­ios o de repe­tir cur­so en edu­cación secun­daria, depen­derá en parte del niv­el de renta y estu­dios de sus padres y en el caso de España. Lo mis­mo ocurre con la salud, la renta famil­iar o el bar­rio en el que vive una per­sona influye en su esper­an­za de vida, al nacimien­to y en la tasa de mor­tal­i­dad y por lo tan­to en su bien­es­tar. En cier­to modo, la clase socioe­conómi­ca se sigue heredan­do pese a que no exis­ten ya las bar­reras de san­gre como tales.

Este últi­mo pun­to es uno de los may­ores dra­mas de la desigual­dad social, que la situación pre­via inclu­so al nacimien­to de una per­sona pue­da deter­mi­nar en gran parte sus posi­bil­i­dades de alcan­zar el bien­es­tar o ascen­so social. Hay condi­cio­nantes que deter­mi­nan la situación socioe­conómi­ca de una per­sona y sobre los que no podemos actu­ar por ejem­p­lo, la genéti­ca, puede haber may­or pre­dis­posi­ción a algu­nas enfer­medades que provo­quen algún tipo de dis­capaci­dad que afecte a la capaci­dad de la per­sona a encon­trar un empleo. Sin embar­go, hay otros prob­le­mas que son fuente de desigual­dad social sobre los que sí podemos actu­ar, como inten­tar que el niv­el de ingre­sos o edu­cación de los prog­en­i­tores influya lo mín­i­mo posi­ble en el devenir pro­pio y el de su descendencia.

Hay múlti­ples ejem­p­los que demues­tran muy clara­mente las difer­en­cias entre los ciu­dadanos según difer­entes condi­cio­nantes. Uno de los más grá­fi­cos está en la web Lives on the Line que expone las difer­en­cias de esper­an­za de vida al nacimien­to según la tasa de pobreza infan­til de los bar­rios londi­nens­es uti­lizan­do un mapa del metro de la ciu­dad como guía. Según este mapa dos niños que nacen a esca­sos cien­tos de met­ros pueden ten­er esper­an­zas de vida al nacimien­to de más de 10 años de difer­en­cia, y todo en una mis­ma ciu­dad en la que se podría pen­sar que el acce­so a los cen­tros educa­tivos, san­i­tar­ios o de aten­ción social no debe ser mucho más difí­cil para unos u otros, pero parece que así es.

La desigual­dad social es un prob­le­ma con varias caras pero que nece­si­ta un mane­jo inte­gral y con­stante en el tiem­po.  Los más des­fa­vore­ci­dos lo son por sus cir­cun­stan­cias, unas mod­i­fi­ca­bles y otras no, y heredan parte de su situación, de sus prog­en­i­tores y de su entorno, y lo mis­mo ocur­rirá con su descen­den­cia. Parece que además de que las per­sonas más des­fa­vore­ci­das tienen más bar­reras para pro­gre­sar y obten­er el bien­es­tar anhela­do, no tienen las mis­mas cuo­tas de par­tic­i­pación políti­ca y por lo tan­to tienen menos peso en la toma de deci­siones en los cen­tros de poder, y es que ‘si no estás en la mesa, estás en el menú’.

Seguir leyen­do “Desigual­dad”

Apuntes sobre las elecciones del 26J

El domin­go  del 26J por la noche empecé a escribir unas notas sobre el resul­ta­do elec­toral, pero pasa­dos unos días la may­oría de las cosas ya se han dicho. No obstante quiero comen­tar algu­nas que todavía no he escucha­do o leí­do, por lo menos jun­tas en un mis­mo análisis.

1)      El resul­ta­do del PSOE es sim­ple­mente malo, miran­do el por­centa­je de votos se ve que ha sido inca­paz de pro­gre­sar de for­ma efi­caz. El PSOE tiene todos los prob­le­mas de los par­tidos socialdemócratas en Europa: fal­ta de respues­ta efi­caz a las desven­ta­jas de la glob­al­ización, votantes enve­je­ci­dos y het­erogé­neos, des­gaste por haber gob­er­na­do y haber cometi­do errores (¡ojo! no son nece­sari­a­mente los que nor­mal­mente se men­cio­nan), desven­ta­ja cuan­do se encuen­tran en debates sobre iden­ti­dad y no sobre igual­dad etc. Mi eter­na peti­ción: si es un prob­le­ma Europeo, deberíamos inten­tar encon­trar solu­ciones colab­o­ran­do más entre todos los social­is­tas de Europa.

2)      ¿Qué hac­er aho­ra? Escuchan­do algu­nas opin­iones (enlaces) sobre si el PSOE se abs­ten­drá o no en la investidu­ra de Rajoy, yo creo que al final (muy al final) deberíamos absten­er­nos. ¿por qué? Bueno la alter­na­ti­va son unas ter­ceras elec­ciones (defin­i­ti­va­mente no esta­mos para gob­ernar) y que­da un esce­nario en el que ganamos una muy bue­na car­ta. Al perder el Gob­ier­no la may­oría abso­lu­ta, el Par­la­men­to cobra gran impor­tan­cia. Esto per­mi­tirá a los diputa­dos social­is­tas con­ver­tir­lo en una olla, a base de ini­cia­ti­vas leg­isla­ti­vas y, en defin­i­ti­va, cualquier cosa que como mín­i­mo incordie a Rajoy y com­pañía. Esto puede ayu­dar a recu­per­ar un poco la ini­cia­ti­va, ya que además creo que Podemos no nos puede aguan­tar el rit­mo en ese terreno.

Ten­emos más diputa­dos, más exper­i­men­ta­dos, no ten­emos gru­pos que puedan ten­er inten­ción de irse (como Com­pro­mís o algún otro, que ya ver­e­mos qué pasa…), pero sobre todo ten­emos un mon­tón de tra­ba­jo hecho de los últi­mos cua­tro años. De hecho el top 10 de ini­cia­ti­vas leg­isla­ti­vas pre­sen­tadas en esta leg­is­latu­ra de may­oría abso­lu­ta del PP son nues­tras, pero es que además en el top 50 éramos abru­mado­ra may­oría tam­bién. Solo con pre­sen­tar­lo todo otra vez (pues no nos hicieron caso en prác­ti­ca­mente nada), daríamos un niv­el al que Unidos Podemos ni lle­ga, y además muchas ten­drían que apro­barse, pues ya no hay may­oría absoluta.

3)       Sin cru­ci­ficar a nadie, yo creo que deberíamos plantearnos el tema del lid­er­az­go, aunque creo que no es deter­mi­nante. Si se cam­bia de sec­re­tario gen­er­al tiene que ser de for­ma tran­quila, sin prisas y por alguien clara­mente mejor y que no esté muy expuesto o que­ma­do. Si esto no es posi­ble mejor no cam­biar. Es cier­to que ha habido grandes errores (aunque me da la impre­sión de que no esta­mos del todo de acuer­do en cuales son), pero tam­bién buenos acier­tos, que a veces no se dicen (medi­das de trans­paren­cia o el códi­go éti­co). Lo que pri­ma es pon­er en mar­cha el grupo par­la­men­tario y que se nos vea como gente que hace algo útil, de lo con­trario estare­mos fal­lan­do a mucha gente que quiere cam­bios en pos­i­ti­vo en este país, y eso no es jus­to para ellos.

4)      Sobre el PP: es el par­tido per­fec­to en tér­mi­nos soci­ológi­cos, aunque tiene un elec­tora­do enve­je­ci­do. Se tra­ta de un elec­tora­do homogé­neo (por lo que no tiene que andar bas­cu­lan­do con sus prop­ues­tas) y enorme­mente fiel. El par­tido más fuerte con difer­en­cia. Me lla­ma la aten­ción la can­ti­dad de gente que se que­ja de que los votantes del PP les siguen votan­do a pesar de la cor­rup­ción. Me parece una for­ma muy miope y con­formista de encar­ar los hechos. El PP tiene mejores mim­bres y ha hecho la mejor cam­paña (la del miedo).

5)      Sobre Podemos, o como se llame esta sem­ana, una visión que no he vis­to aún en ningún sitio, y que empieza con la pre­gun­ta ¿y si el grupo de la Uni­ver­si­dad (Igle­sias, Erre­jón, Bes­cansa…) perdieron el con­trol hace tiem­po? Quiero decir, cuan­do se habla sobre si fueron errores el no hac­er pres­i­dente a Sánchez o la con­flu­en­cia con IU, creo que algo hay de que ya entonces no tenían muchas opciones. Creo que antes del 20‑D Podemos encar­a­ba una fuerte baja­da, y fue cuan­do comen­zó con las con­flu­en­cias ter­ri­to­ri­ales (Colau, Oltra, Beirás). Esto, además, condi­ciona a man­ten­er siem­pre cier­tos com­pro­misos adquiri­dos (refer­én­dum de autode­ter­mi­nación por ejem­p­lo), y creo que al no ser posi­ble que éstas tuvier­an grupo par­la­men­tario pro­pio, ame­naz­a­ban con irse (recor­dad que Com­pro­mís ya se había ido). Des­de este pun­to de vista la úni­ca for­ma de aguan­tar (pues se les caía el tinglado) era forzar elec­ciones e incluir algo nue­vo para dar la expec­ta­ti­va de que se pudiera ganar. Por eso la con­flu­en­cia con IU fue en ese momen­to, porque en esas condi­ciones nadie podía bajarse del bar­co. Ver­e­mos aho­ra que pasa, pero nada de con­fi­arse porque de una for­ma u otra, volverán.

6)      Además creo que el efec­to “miedo”, que qui­ta votos a Podemos y se los da al PP al ser la apues­ta anti-Podemos más fiable, debe ten­er más que ver con el rec­ha­zo a la friv­o­l­i­dad y a sus con­se­cuen­cias (ver el Brex­it) y a quedarse con cara de ton­to (como Cameron), que a la caí­da de la bol­sa. A fin y al cabo Podemos es un par­tido más de iden­ti­dad y emo­cional que otra cosa, como la sen­sación de ridículo.

7)      Aunque respeto mucho a los líderes Europeos del lib­er­al­is­mo, a pesar de sus nom­bres para mí impro­nun­cia­bles (GuyVer­hof­s­tadt…) me cues­ta creer que una ide­ología cen­tra­da en la lib­er­tad del indi­vid­uo pue­da cua­jar a niv­el Europeo, en más de un puña­do de país­es. Un par­tido lib­er­al es un oxí­moron en sí mis­mo, algo así como la Unión del Colec­ti­vo Individualista…no tiene mucha lóg­i­ca. Ciu­dadanos va a ten­er prob­le­mas para man­ten­erse a largo pla­zo como par­tido rel­e­vante, si es que aún lo es, pues les fal­ta el pega­men­to con­ser­vador del PP.

8)      Los par­tidos nacional­is­tas me pare­cen muy abur­ri­dos y no merece la pena hablar de ellos. Creo que en Italia con la refor­ma de la ley elec­toral los han echa­do del Par­la­men­to Nacional. Y no digo más.

9)      Ojo con el PACMA que cualquier día entra en el Con­gre­so, sigue subi­en­do elec­ción tras elec­ción. Siem­pre cuen­to que recuer­do una entre­vista a Juan Car­los Mon­edero en la que comenta­ba que todo el meol­lo se les ocur­rió vien­do la can­ti­dad de votos que tenían entonces par­tidos pequeños,especialmente el PACMA, y que era de cajón crear algo que los absorbiera a todos. Pero al PACMA, ni Podemos ni nadie les toca un pelo. Todo un fenómeno.

Anto­nio Rodríguez

Sec­re­tario de Movimien­tos Sociales e inmi­gración de JS de Chamberí

Dies irae

Dies irae. El día de la ira. Ya está aquí. Pleno de ira, y de miedo. Las difi­cul­tades asaltan los hog­a­res y vul­ner­an a las famil­ias. Rena­cen los espec­tros del odio. La inquina de los poderosos vacía las mentes de la nación. La cul­tura muere. Y el ham­bre, la deses­peración, la esclav­i­tud, la ira, y el miedo, que todo lo acalla, han vuel­to. A nadie nada le importó, mien­tras comía tres veces al día, podía lle­var a sus hijos a la escuela, y ver cuan­ta tele­visión quisiera. Pero aho­ra, has­ta el ren­queante Esta­do del Bien­es­tar se resque­bra­ja, y la Sanidad, la Edu­cación y el Empleo se han vis­to abati­dos. Miedo e ira.

En tal situación, ¿qué mejor ocasión para dar un golpe de mano y tomar el poder? Pocas. Y eso es exac­ta­mente lo que hacen, hoy de nue­vo, los hom­bres cobardes y men­tirosos, ansiosos de poder, y de glo­ria, en su vanidad. Hom­bres ampara­dos por la ira de los descon­tentos, y engrande­ci­dos por el miedo de los deses­per­a­dos. Hom­bres que nece­si­tan la tur­ba vacía para sen­tirse tan grandes como a sí mis­mos se ven en sus inno­bles mientes. Y tur­bas que nece­si­tan a alguien que les dé esper­an­zas y un futuro, por muy bor­rosos y fal­sos que sean, como la niebla en el espe­jo cóncavo.

El día de la ira y del miedo ha lle­ga­do. Ante los que gri­tan en con­fusión y pro­pa­gan las men­ti­ras de sus mae­stros, no que­da sino per­manecer de pie, mirán­do­los a los ojos, y, cuan­do se haga el silen­cio, decir la verdad:

Que sus here­siar­cas los engañan, que no son sus ami­gos, que no bus­can otro ben­efi­cio sino el pro­pio. Ubi humil­i­tas, ibi sapi­en­tia. Donde se hal­la la humil­dad, allí la sabiduría. Y esos ene­mi­gos rezu­man orgul­lo. Orgul­lo, pero no con­fi­an­za. Gri­tan; no porque ten­gan algo que decir, sino porque tienen miedo de que se les pue­da con­tes­tar. No son dig­nos en modo alguno. No son capaces de ningu­na man­era. Sólo son el refle­jo de toda la necedad, el miedo, y la ira de estos días.

 

Jorge Blan­co

Mil­i­tante de JS de Chamberí

La teatralización de la política

Ythelastmonkey_hamletNo nos vamos a engañar, siem­pre se ha teatral­iza­do en políti­ca. No es difí­cil imag­i­nar el Con­gre­so de los Diputa­dos como un teatro, con los actores y actri­ces de la obra, prin­ci­pales, secun­dar­ios y ter­cia­r­ios (estos últi­mos tan ter­cia­r­ios que podrían ser el clá) repar­tidos en 350 escaños y unos espec­ta­dores sin entra­da y en sus casas.  Es has­ta cier­to pun­to inevitable que esto sea así, ya que hay que inten­tar con­vencer, entu­si­as­mar y gener­ar cier­tas emo­ciones que haga del dis­cur­so un modo efi­caz para con­ver­tir al políti­co en líder y ref­er­en­cia, ya no solo de sus votantes, sino de la vida públi­ca españo­la. No es tan extraño, por tan­to, que teng­amos ejem­p­los donde ambos ámbitos, aparente­mente sep­a­ra­dos, se hayan mez­cla­do. Algún ejem­p­lo públi­co lo ten­emos en EEUU donde guion­istas de Hol­ly­wood han escrito algunos de los dis­cur­sos del pres­i­dente del gob­ier­no, y vicev­er­sa, muchos han pasa­do a Hol­ly­wood para escribir guiones (o aseso­rar) basa­dos en sus conocimien­tos sobre el fun­cionamien­to y teje­mane­jes de la políti­ca esta­dounidense. Has­ta aquí de acuer­do. Sin embar­go, como es lógi­co, empieza a rechi­nar cuan­do nos encon­tramos que en esos dis­cur­sos, pues­ta en esce­na, gestos e ima­gen SOLO hay teatro.

Bajo mi pun­to de vista la políti­ca españo­la ha mejo­ra­do y es más intere­sante que hace unos años. Hay más opciones, más prop­ues­tas y más debates que han reen­gan­cha­do a una parte impor­tante de la población a la políti­ca, lo cual, ya por sí solo es algo muy pos­i­ti­vo, ya que sin ello no hay una democ­ra­cia sól­i­da y con­sol­i­da­da. Recordemos como hace unos (pocos) años un candidato/a podía pasar por un pro­ce­so elec­toral sin some­terse a debate alguno con el resto de las fuerzas políti­cas, y hoy esa opción es cen­sura­da e inad­mis­i­ble para los votantes. Pero una vez que todo esto se ha dado, se exige que los par­tidos, viejos y nuevos, lid­eres y lid­ere­sas, y todo lo que hay ya enci­ma de la mesa respon­dan y ejerzan como tal y no como sim­ples ani­madores de la política.

Lo que hemos vis­to des­de las elec­ciones del 20 de diciem­bre has­ta aho­ra ha con­fir­ma­do lo que muchos creíamos estar vien­do durante la cam­paña elec­toral, esto es, que no había más fon­do en muchos par­tidos que teatro, pues­tas en esce­na y fras­es facilonas grandilocuentes. Algo que se podía jus­ti­ficar (en cier­to modo) durante la cam­paña, pero que es inad­mis­i­ble una vez ha ter­mi­na­do. Aho­ra es cuan­do se tiene que ver la capaci­dad para sacar ade­lante a este país, que ya no admite más obras de teatro, que ya recla­ma políti­ca en esta­do puro. Se ha ter­mi­na­do, por lo menos a medio pla­zo, las may­orías abso­lu­tas, y los resul­ta­dos han sido como se esper­a­ban, sin sor­pre­sas, por tan­to, ¿cuál es el prob­le­ma? El prob­le­ma, intuyo, es que muchos solo son máquinas elec­torales, actores sin guión, estrate­gas sin estrate­gia. No hay capaci­dad de pacto, ni inten­ción de ced­er, que todavía se ve como algo humil­lante para el que cede, y lo peor de todo, no hay una estrate­gia glob­al para este país que dispon­ga las pri­or­i­dades para el pacto. Casi tres meses después, y tras un enco­mi­able inten­to del PSOE de des­en­callar la situación y pon­erse a la altura de las cir­cun­stan­cias, que no es otra cosa que acatar el manda­to de las urnas, pactar, esta­mos sin gob­ier­no, y pasan los días con los mis­mos en las mis­mas trincheras dis­paran­do ya no se sabe ni a quién ni porqué. Un desas­tre. Eso sí, no pasa tam­poco un día en que todos, des­de sus cada vez más pro­fun­das trincheras, decla­men sus guiones sobre que “quieren alcan­zar acuer­dos y tien­den la mano”. Hoy por hoy, eso sólo lo ha hecho un par­tido, el PSOE.

Pedro Reig

Sec­re­tario Gen­er­al de JS de Chamberí

Contra el modelo federal

En estos tiem­pos se habla mucho de inde­pen­den­cias y nacional­is­mo en España, pre­ocu­pante asun­to. No trataré aho­ra de lo enorme­mente injus­ti­fi­ca­do y vil de estos movimien­tos, pues es largo tema, y otro es el que nos requiere. La cuestión es ésta: un ter­ri­to­rio español se quiere inde­pen­dizar. Y la respues­ta del poder del esta­do, en vez de con­tun­dente y expe­di­ti­va, ha sido hablar sobre un posi­ble mod­e­lo fed­er­al, que ase­gure a cada región ser trata­da con su mere­ci­da justicia.

Es viejo en este país el debate entre cen­tral­is­mo y foral­is­mo, debate que una vez incendió pasiones, incendió pólvo­ras, e incendió hog­a­res. Las regiones no capi­toli­nas, sin­tién­dose des­pre­ci­adas, exi­gen autonomía y lib­er­tad. Eso esper­an sus habi­tantes. Los gob­er­nadores de estos tumul­tu­osos ter­ri­to­rios así se lo han prometi­do. Pero fueron esos políti­cos quienes pidieron autonomía primera­mente. Son ellos los que de ella se ben­e­fi­cia­rán. Mas autonomía y lib­er­tad les per­miten hac­er cuan­to desean (deseos gen­eral­mente de carác­ter lucra­ti­vo). El pueblo poca difer­en­cia notará de vivir en una provin­cia o en un esta­do fed­er­a­do. Sus gob­er­nantes harán lo que quier­an. Y es el esta­do español el que se empo­bre­cerá en su con­jun­to, luchan­do con­tra desigual­dades ter­ri­to­ri­ales en un país car­ente de sol­i­dari­dad. España es fuerte y próspera gra­cias a todas sus regiones y el con­jun­to gen­er­al que éstas con­for­man. Se han de pro­te­ger las par­tic­u­lar­i­dades cul­tur­ales, pues son riqueza y glo­ria nues­tra. Pero por un esta­do cen­tral­iza­do, mod­er­no y efi­caz. Una amal­ga­ma de taifas será nues­tra perdición.

Pues las lib­er­tades indi­vid­uales han de ser into­ca­bles, pero la legal­i­dad ha de ser man­teni­da fér­rea­mente des­de el cen­tro (y nun­ca mejor dicho en un heliocén­tri­co país como el nue­stro). Los que quieren la inde­pen­den­cia, los que piden foral­is­mo, ocul­tos bajos motivos sociales y enseñas de lib­er­tad y jus­ti­cia, son real­mente ene­mi­gos del esta­do español, y por ende de todos y cada uno de los españoles, y sobre todos ellos de esos para los que piden autonomía, pues sobre ellos recaerá su latrocinio. Y entonces, enrique­ci­dos los de siem­pre, le lle­garán al pueblo los llan­tos y el rechi­nar de dientes.

Jorge Blan­co

Mil­i­tante de JS de Chamberí

Soneto socialista

Agu­cen sus mentes los ciudadanos,

pues un muy grande apri­eto es el de España,

que en ase­dio se ve de gran cizaña,

pro­movi­da por necios, y villanos.

Tratan los pop­u­lares a traición

de extir­par la cul­tura del país,

por ver si aca­so así lo tor­nan gris,

y en fin de latrocinio can­tan son.

Nefan­dos Ciu­dadans, sus herederos,

incor­rupt­ibles se hacen hoy llamar,

en la som­bra con­tan­do los dineros.

Esper­e­mos no lleguen a mandar,

ni ellos ni los Podemos pendencieros.

Sólo res­ta la rosa por votar.

 

Jorge Blan­co

Mil­i­tante de JS de Chamberí

Sobre las elecciones generales del 15

1342112217_438244_1343736387_noticia_normalCon cada día que pasa, descien­den las tem­per­at­uras, y nue­stros alien­tos se vuel­ven más fríos al salir de nosotros. Sin embar­go, comen­za­da la cam­paña elec­toral, estas res­pira­ciones se vuel­ven más agi­tadas y calientes, y las dis­cu­siones y dis­cur­sos llenan el aire del otoño. Pues en invier­no habrá elecciones.

En una democ­ra­cia como ésta, la nues­tra, pocos momen­tos resul­tan tan impor­tantes para los ciu­dadanos. Será elegi­do el pres­i­dente, los diputa­dos ocu­parán el hemi­ci­clo, y lo engrana­jes de las leyes girarán en la direc­ción deter­mi­na­da por la sabiduría de los votantes, en pro de todos, en pro del pro­gre­so. O así habría de ser. Sosten­go que una gran parte de los ciu­dadanos se encuen­tra en un esta­do de desconocimien­to. Desconocimien­to de lo que ocurre en España y en el mun­do, de las causas y los desen­laces del momen­to. Sosten­go que úni­ca­mente un par­tido tiene aho­ra la capaci­dad de hac­er pro­gre­sar este esta­do y lle­var­lo a la paz y la pros­peri­dad. Indud­able­mente, el Par­tido Socialista.

Son muchos los que acu­san a este par­tido de estancamien­to ide­ológi­co, de ser la otra cara de la her­rum­brosa mon­e­da del bipar­tidis­mo, de, inclu­so, ser un símil de los pop­u­lares. Nada más fal­so, nada más equiv­o­ca­do. Que no hay estancamien­to alguno es com­pro­b­a­ble vien­do y escuchan­do como se han gen­er­a­do nuevas políti­cas e ideas acordes a los tiem­pos mod­er­nos, algu­nas apropi­adas, otras tal vez no. La dialéc­ti­ca de un par­tido democráti­co y libre en el razonar asen­tará las primeras, y desechará las segun­das. Que el Par­tido Social­ista y el Pop­u­lar son lo mis­mo, no es más que la vacía procla­ma de los furiosos igno­rantes, pro­duc­to tan­to de los pro­pios pop­u­lares, cuyo índice de votantes nun­ca se ve suje­to a gran mudan­za, como de los par­tidos opor­tunistas y rapiñadores, que infla­man a las gentes en detrac­ción de la propia ver­dad. Y sobre esas cosas que se dicen del bipar­tidis­mo, he aquí mi contestación:

Que el públi­co ve en los son­deos múlti­ples col­ores y siglas, y, ven­tur­osa­mente, pien­sa en un futuro más democráti­co y plur­al en su pen­sar y obrar. Y miran­do al futuro se olvi­dan de mirar al pasa­do, donde las ruinas de la guer­ra civ­il aún humean, como cla­man­do al cielo que en España sigue habi­en­do dos, dos digo, ban­dos. Están las gentes llanas, las clases medias y humildes, ricos hon­ra­dos tam­bién, que luchan por una dig­nidad que parecía habría traí­do el nue­vo siglo. Y están los que eran lla­ma­dos los pocos, pero que son muchos y fuertes, que tienen el dinero y no ret­ribuyen al esta­do lo que es del estado.

Esos son los que ansían pri­var a las gentes de cul­tura y edu­cación, para que el país siga hun­di­do en la cié­na­ga de la igno­ran­cia y así poder seguir delin­quien­do con ale­gría y sin imped­i­men­to. Esos son los que desean pri­var a las gentes de los medios con los que vivir, para que éstas, enzarzadas en la lucha por la super­viven­cia, no ten­gan fuerzas para opon­erse a sus designios. Esos son los que, here­jes ellos, destruyen el plan­e­ta con su cod­i­cia injus­ta e inmis­eri­corde, oponién­dose a los deseos de Roma, y los juicios de la cor­du­ra. No es la de España una lucha de clases, de ricos y pobres, de con­ser­vaduris­mo y pro­gre­sis­mo. Es la guer­ra que España lle­va toda su exis­ten­cia com­bat­ien­do, la lucha del deber y la jus­ti­cia con­tra la moli­cie, la cru­el­dad y la estupidez.

No impor­ta cuán­tos pen­dones dis­tin­tos cuelguen de las pare­des del con­gre­so. La derecha omi­nosa son los pop­u­lares y los Ciu­dadanos. El pro­gre­sis­mo ade­cuada­mente mod­er­a­do son los social­is­tas. La izquier­da frag­men­ta­do­ra y debil­i­ta­do­ra, como hiciese antaño, sumergién­donos en la der­ro­ta, se sien­ta más a su sinies­tra, en mul­ti­pli­ci­dad de par­tidos e ideas y demagogias.

Es jus­to que en España ésto sea así. Es jus­to y nece­sario que en la democ­ra­cia se entre­choquen las ideas de todos. Por ello, éstas son mis ideas. Léalas y juzgue. Pero no sal­ga gri­tan­do a las calles cuan­do los pop­u­lares, en habi­en­do gana­do la may­oría, acaben con el esta­do de bien­es­tar, cuan­do los Ciu­dadanos, que urden en la men­ti­ra, se muestren herederos de la ran­cia derecha, cuan­do los dem­a­go­gos pur­púre­os lleven a este país a la locu­ra y el caos, como han hecho donde han toca­do el poder. Evite la ira, y corte el prob­le­ma de raíz. La opor­tu­nidad para lle­var a España cua­tro años de buen juicio y pro­gre­so para todos se da en las elecciones.

Vote al Par­tido Social­ista Obrero Español.

Jorge Blan­co

Mil­i­tante de JS de Chamberí

El 7 de noviembre Madrid se tiñó de violeta

El ger­men vio­le­ta de la Mar­cha estatal con­tra las vio­len­cias machis­tas afloró en Valen­cia, a raíz de una gran pre­ocu­pación por el ele­va­do número de víc­ti­mas alcan­za­do en nue­stro país a causa de la vio­len­cia de género. Un grupo de fem­i­nistas lev­an­ti­nas deci­dieron man­i­fes­tarse en la cap­i­tal para vis­i­bi­lizar su apoyo a las víc­ti­mas. Ini­cia­ti­va que en pocos meses, le han llovi­do apoyos y adhe­siones prove­nientes de todo el ter­ri­to­rio nacional. Con­tan­do con el explíc­i­to apoyo del Ayun­tamien­to de Madrid así como de otros 100 con­sis­to­rios más que lucieron ban­dera vio­le­ta, se han reg­istra­do alrede­dor de 380 orga­ni­za­ciones fem­i­nistas ter­ri­to­ri­ales y 70 nacionales, y se han adheri­do mar­eas, for­ma­ciones de con­flu­en­cia, diver­sas enti­dades en defen­sa de los Dere­chos Humanos, aso­cia­ciones y sindi­catos. Así como de los prin­ci­pales par­tidos políti­cos PSOE, IU, Podemos y Ciu­dadanos, sin olvi­dar la incor­po­ración en el últi­mo min­u­to del Par­tido Pop­u­lar, quien hace esca­so mes y medio votó en con­tra jus­ta­mente de la  prin­ci­pal reivin­di­cación de esta man­i­festación, un Pacto de Esta­do con­tra la vio­len­cia de género, siem­pre en ese con­stante equi­lib­ris­mo entre la parado­ja y el insul­to a la inteligencia.

 7n

Vio­len­cias, en plur­al, porque éstas tra­scien­den del ámbito de la pare­ja o expare­ja, lle­gan­do a pro­ducirse tam­bién en el entorno lab­o­ral, social o los medios de comu­ni­cación y pub­lic­i­tar­ios. Vio­len­cias sobre la mujer por el sim­ple hecho de ser­lo. Según datos del Min­is­te­rio de Sanidad, Ser­vi­cios Sociales e Igual­dad, des­de 2003, fecha en que se comen­zó a con­tabi­lizar las víc­ti­mas, 807 mujeres han sido asesinadas a manos de sus pare­jas o expare­jas. Exclu­si­va­mente en lo que va de año, el número de víc­ti­mas mor­tales asciende a 46 (38 mujeres y ocho menores) una cifra que podría incre­men­tarse has­ta las 51 de con­fir­marse los cin­co casos que actual­mente se encuen­tran en inves­ti­gación. Sin embar­go, la estadís­ti­ca sólo con­tabi­liza las agre­siones en el mar­co de una relación sen­ti­men­tal, por lo que se trataría de un recuen­to parcial.

Resul­ta lla­ma­ti­vo que de las ante­ri­ores cifras de 2015, úni­ca­mente siete habían denun­ci­a­do y sólo dos tenían medi­das de pro­tec­ción. Cifras que hacen sonar todas las alar­mas y que sin duda hacen tam­balearse los pilares de cualquier Esta­do que se haga lla­mar democrático.Unas cifras que llenaron el sába­do las calles de Madrid de per­sonas que alzaron la voz al uní­sono dicien­do que no lo tol­er­an más, reivin­di­can­do medi­das efi­cientes y efi­caces, solu­ciones reales a un prob­le­ma que, por su enjun­dia y gravedad, nos afec­ta a todos como sociedad. Miles de per­sonas que se echaron a las calles des­de la glo­ri­eta de Atocha has­ta plaza de España gri­tan­do que el machis­mo mata y prote­s­tando con­tra el orden patri­ar­cal estable­ci­do que sigue orig­i­nan­do víc­ti­mas de for­ma incans­able. Pan­car­tas, lazos, batu­cadas para mostrar un abso­lu­to rec­ha­zo a la fal­ta de respues­ta con­tun­dente al goteo con­stante de asesinatos machis­tas, al recorte pro­duci­do en un 26% des­de 2010 al pre­supuesto para la pre­ven­ción de la vio­len­cia de género, a la dis­min­u­ción en un 61% a la que han someti­do los recur­sos del pro­gra­ma especí­fi­co para la igual­dad de opor­tu­nidades entre hom­bres y mujeres en una sola década.

 7n (1)

Voces aunadas bajo el man­i­fiesto del que se hizo lec­tura este 7N, y que reivin­di­ca­ba prin­ci­pal­mente, por un lado, que esta lucha sea cuestión de Esta­do, además del com­pro­miso social, orga­ni­za­ti­vo e insti­tu­cional para con esta causa, una apues­ta pri­or­i­taria en la agen­da públi­ca (imple­men­tar medi­das de pre­ven­ción y pro­tec­ción jun­to con una rever­sión de los recortes en estas políti­cas) y por otro, que la Ley Inte­gral con­tra la Vio­len­cia de Género se amplíe a todas las for­mas de machis­mo vio­len­to que señala Naciones Unidas, como la agre­sión sex­u­al o la muti­lación gen­i­tal femeni­na. Tam­bién un cam­bio real y ade­cua­do en el tratamien­to del lengua­je por parte de los medios de comu­ni­cación, ya que aquél per­petúa los sex­is­mos según sea su uso y con­tribuye a dar vis­i­bil­i­dad a estas violencias.

El éxi­to de la Mar­cha estatal con­tra las vio­len­cias machis­tas ha sido rotun­do, pero lo impor­tante es lo que viene después. Espero que haya sufi­ciente con­cien­ciación y com­pro­miso cívi­co y políti­co con esta causa, pues si una gran parte de la población no puede ejercer su ciu­dadanía ple­na, no hay democracia.

En memo­ria de las que nos fal­tan. Nos quer­e­mos vivas.

Car­men Gutiérrez

Sec­re­taria de Jus­ti­cia y Memo­ria Históri­ca de JSCh

El poder de los ineptos

En la antigüedad, reyes de grandes impe­rios cues­tionaron deci­siones impor­tantes  que deter­mi­narían sus éxi­tos o fra­ca­sos en el futuro; planteán­dose pre­gun­tas tales como ¿Empren­do esta batal­la o la rec­ha­zo? ¿Me alío con éste o con el otro? Sus respues­tas la may­oría de las veces con­sistían en empren­der la batal­la o aliarse con el que más le ben­e­fi­cia­ra y que los dios­es les ayudasen.

¿Pero qué era lo que real­mente les empu­ja­ba a lan­zarse hacia el abis­mo de lo impre­deci­ble? El fin era la búsque­da de riquezas mate­ri­ales que obten­drían con la con­quista del ter­ri­to­rio ene­mi­go, que les pro­por­cionaría, fama y obe­di­en­cia en su época. Pero sobre todo, el hon­or de ser recor­da­dos en la his­to­ria si logra­ban colo­carse en la cúspi­de del poder.

Des­de los orí­genes del mun­do, el ejer­ci­cio del poder aunque muy lenta­mente ha ido evolu­cio­nan­do, no sólo en la detentación del mis­mo sino tam­bién en su final­i­dad, pasan­do del poder del más fuerte y abso­lu­to, que emplea­ba la fuerza y el cas­ti­go (aún hay país­es dirigi­dos por este poder); al poder democráti­co y del diál­o­go, aunque éste la may­oría de las veces no se prac­ti­ca, pues muchas autori­dades,  en su afán de ambi­ción, se empeñan que el poder man­ten­ga en su ADN  la manipulación.

Seguir leyen­do “El poder de los inep­tos”

27S: ¿Un plebiscito para la independencia?

El otro día me pasé por el bar Manuela, en el bar­rio de Malasaña, a escuchar a Lluís Orriols en el primer Cervezas y Poli­tikon de este cur­so. La char­la se tit­u­la­ba “27S: ¿Un plebisc­i­to para la inde­pen­den­cia?” y como es lógi­co trata­ba de las próx­i­mas elec­ciones en Cataluña. En este post voy a con­taros las ideas con las que me he queda­do (aunque nada como el orig­i­nal) mez­cladas con algu­na que otra reflex­ión personal.

La primera parte de la char­la trata­ba el “¿de dónde ven­i­mos?”, es decir, hitos impor­tantes que dan pie a la cri­sis actu­al en Cataluña.  Per­sonal­mente creo que aunque están muy manidos, por lo menos en Madrid ten­emos cier­ta ten­den­cia a olvi­dar­los o a restar­les impor­tan­cia, inclu­so de for­ma sub­con­sciente. Estos even­tos clave son:

  • La sen­ten­cia del Con­sti­tu­cional en 2010 sobre el entonces nuevoEs­tatut, ya sabe­mos que más que sus impli­ca­ciones prác­ti­cas (el 95% del recur­so de incon­sti­tu­cional­i­dad del PP fue rec­haz­a­do por el tri­bunal) lo que pro­duce en muchos cata­lanes es una sen­sación de que el diál­o­go no es posi­ble, cer­ran­do puer­tas o sal­i­das a la cri­sis que vino en 2012.
  • Esta cri­sis de 2012 se des­en­ca­de­na debido a dos ele­men­tos, el primero de ellos es que el PP gana las elec­ciones. En Cataluña  ya sabe­mos que en gen­er­al el PP cae como un tiro (igual que los tories en Esco­cia, por cierto).
  • En segun­do lugar hay que men­cionar la cri­sis de deu­da, que afec­tó bas­tante a Cataluña y acabó con la Gen­er­al­i­tat inter­veni­da (rescata­da) lo que supone de fac­to la anu­lación de la autonomía (con hom­bres de negro y todo, al más puro esti­lo Troi­ka).

Lle­ga­dos a este pun­to Lluís Orriols com­paró la situación con la de Gre­cia: los rescata­dores impo­nen unas condi­ciones que los rescata­dos inter­pre­tan como agre­si­vas hacia su auto­go­b­ier­no, lo que en este caso da lugar a la escal­a­da inde­pen­den­tista. Por mi parte quiero recor­daros, antes de que alguno piense “estos cata­lanes, mucho hablar pero hubo que rescatar­les”, que el munici­pio de Madrid tam­bién hubo que inter­venir­lo (aunque acabamos el plan de ajuste el año pasa­do), así que mejor dejar estos debates mer­lu­zos deáreas geográ­fi­cas lis­tas y ton­tas, que solo sir­ven para caer mal a los demás.

Plan­tán­donos en el pre­sente, ten­emos que 1/3 de los ciu­dadanos cata­lanes están “desa­fec­tos y desconec­ta­dos” (vamos que son inde­pen­den­tis­tas y no tiene arreg­lo), si bien el grupo de votantes que  va a decidir quién gana estas elec­ciones (lo  que le fal­ta al inde­pen­den­tismo puro y duro para ganar) es fed­er­al­ista, en el sen­ti­do de que es gente que no es inde­pen­den­tista pero se incli­na por más auto­go­b­ier­no, aho­ra bien, dado que lo que se les ofrece por el “otro lado”, que por parte del gob­ier­no actu­al es poca cosa, actual­mente pre­fieren la inde­pen­den­cia al statu quo. Este grupo de ciu­dadanos son clave para resolver el embrol­lo, ya que se les podría con­vencer hacien­do así que el número de inde­pen­den­tis­tas fuera insu­fi­ciente. Aquí Lluís Orriols apun­ta que si en las próx­i­mas gen­erales gana el PP esto se tornará imposi­ble (y seguro que muchos de los que leáis esto estaréis de acuerdo).

“¿Dónde esta­mos?” fue la segun­da parte de la char­la, que trató de las expec­ta­ti­vas de cada par­tido de cada a la cam­paña elec­toral. Como podréis encon­trar mucha infor­ma­ción por ahí daré solo unas pinceladas:

  • Como es evi­dente la cam­paña ha empeza­do muy bien para los soberanistas, con la exi­tosa man­i­festación de la Día­da. Además la polar­ización ali­men­ta­da por Ciu­dadanos y el PP de Albi­ol les ben­e­fi­cia tam­bién a ellos. De éste modo el bloque inde­pen­den­tista (Juntspel­Sí y la CUP) tiene el vien­to favorable.
  • Una mov­i­lización de últi­ma hora de votantes no inde­pen­den­tis­tas podría dar prob­le­mas a los inde­pen­den­tis­tas (ya pasó en 2012).
  • De la lista patroci­na­da por Podemos  (Catalun­ya Sí que es Pot) se habló largo y ten­di­do. Como todo el que me conoce sabe, me paso media vida ponién­doles verdes, así que esta vez lo dejaré en que parece ser que esta vez la can­di­datu­ra de con­flu­en­cia no les va a ir tan bien, si bien es cier­to que el debate iden­ti­tario no se lo pone nada fácil.
  • La estrate­gia del PP ponien­do a un can­dida­to tan “hal­cón” como Albi­ol se debe a una estrate­gia de resisten­cia en unas elec­ciones que no pueden ganar, donde además es Ciu­dadanos la ref­er­en­cia en el debate iden­ti­tario por la parte union­ista. De hecho muchos exvotantes del PP es posi­ble que voten a Ciu­dadanos esta vez.

En la ter­cera parte “¿A dónde vamos?” el ponente explicó un posi­ble esce­nario para después de las elec­ciones. El hecho de que se vayan a con­tar escaños y no votos qui­ta cred­i­bil­i­dad al procés, y además parece que vamos al esce­nario más com­pli­ca­do posi­ble: que el inde­pen­den­tismo gane en escaños pero no en votos. Podría ocur­rir que el pro­ce­so pase a ser autista (que los con­ven­ci­dos no sean ya capaces de con­vencer a más gente) y alta­mente impre­vis­i­ble (p.e. si se hace una votación sobre la inde­pen­den­cia en el par­la­ment ¿Qué harán los diputa­dos de Catalun­ya Sí que es Pot?).

Bueno, se dijeron muchas cosas más y las pre­gun­tas de los asis­tentes fueron tam­bién muy intere­santes, pero para acabar este post voy a cen­trarme en lo que más me intere­sa, que es el papel del social­is­mo (PSC y PSOE) en todo este asunto.

Para empezar me llamó mucho la aten­ción que sola­mente se hablara del PSC en el turno de pre­gun­tas, y no porque crea que el ponente quisiera igno­rar­lo delib­er­ada­mente. Parece que el PSC tiene que acep­tar la situación y renun­ciar al elec­tora­do cata­lanista y poco más, esper­ar a que la situación sea prop­i­cia con otros debates. A mí me pre­ocu­pa bas­tante que los may­ores defen­sores e impul­sores de la opción fed­er­al­ista (aunque esa defen­sa y ese impul­so sean des­dibu­ja­dos o insu­fi­cientes) teng­amos un papel tan anodino.

Esto enlaza con otra cuestión, que es qué pasará tras las elec­ciones gen­erales. Un cam­bio de gob­ier­no podría ayu­dar a resolver la situación, aunque des­de luego no automáti­ca­mente. Más allá de que en mí opinión eso es muy difí­cil que ocur­ra, dado que el PP está subi­en­do sus expec­ta­ti­vas para estas elec­ciones bas­tante más que nosotros, el PSOE solo no bas­ta para esta labor. Además que no ten­dría votos sufi­cientes para for­mar gob­ier­no en soli­tario, es cier­to que hay que ofre­cer algo nue­vo a los ciu­dadanos (ya ha queda­do claro que somos abur­ri­dos), y no solo en Cataluña. Aho­ra bien, yo des­de el auge de Ciu­dadanos he creí­do que podrían ser un posi­ble apoyo para for­mar un gob­ier­no cuyo obje­ti­vo prin­ci­pal fuera una refor­ma de la Con­sti­tu­ción (otra cosa son temas como políti­cas sociales, refor­ma fis­cal etc.), ya que  no sé qué puede apor­tar un par­tido como Podemos, que tan­to la desprecia.

La pos­tu­ra de Lluís Orriols, que defiende que tras las gen­erales Podemos y la pos­tu­ra que adopte son clave en cuan­to a Cataluña se refiere, me ha hecho reflex­ionar (y ojo que esto es solo cosecha propia) y me lle­va a pen­sar que mi pun­to de vista es muy madrileño, ¡porque Ciu­dadanos no es nue­vo para los cata­lanes! Y además su papel pro­tag­o­nista en la pos­tu­ra union­ista quizá imp­i­da que sir­van para con­vencer a esos cata­lanes fed­er­al­is­tas, que aho­ra pre­fieren la inde­pen­den­cia pero que quizá puedan ser convencidos.

Con­cluyen­do, como pun­to neg­a­ti­vo el PSOE y el PSC ten­emos mucha tarea pen­di­ente para tratar de ser no solo deter­mi­nantes para el resul­ta­do, sino tam­bién creíbles y con­vin­centes y que nues­tras prop­ues­tas sean tam­bién obje­to de debate en la sociedad (los que des­de luego en este momen­to somos autis­tas somos nosotros y no el procés).

Como pun­tos pos­i­tivos, hay que decir que estando tan mal el PSC y tan bien otras fuerzas, la dis­tan­cia real en % de voto esti­ma­do no es tan­ta (lo que para unos son expec­ta­ti­vas más o menos pos­i­ti­vas (Cs y quizá Catalun­ya Sí que es Pot) para el PSC solo puede cal­i­fi­carse como una mier­da), y que Podemos, con quienes com­peti­mos por muchos votantes de izquier­da, va a ten­er que definirse en temas com­pli­ca­dos y tomar muchas deci­siones impor­tantes que le pueden pasar fac­tura. La situación de los par­tidos soberanistas tam­bién va a ser com­pli­ca­da después de las elec­ciones, pues el final de este embrol­lo será el que ten­ga que ser, pero no va a ser tan fácil como ellos venden ni muchísi­mo menos.

 

Anto­nio Rodríguez

Sec­re­tario de Movimien­tos Sociales e Inmi­gración de JS de Chamberí

 

Sobre finalizar un papel doloroso

“Y mañana, y mañana, y mañana,

así  se arras­tra, paso a paso y día a día,

has­ta la síla­ba final con que el tiem­po se escribe.

Y todo nue­stro ayer ilu­minó a los necios

la sen­da de cenizas hacia la muerte. ¡Apá­gate, breve

                                                                [lla­ma!

La vida es una som­bra, que cam­i­na; un

                                                               [pobre actor

que con orgul­lo en el esce­nario con­sume su tiempo

y luego nun­ca más se le vuelve a ver”.

 

                                           William Shake­speare, Macbeth

 

Así las pal­abras del bar­do inmor­tal han de hac­er­nos juz­gar que cada uno no es más que un actor, su vida y sus actos, un papel,  y todo ello, un sus­piro. Aho­ra bien, cier­ta­mente hay aspec­tos de tal papel que cada uno puede escoger, pero otros no. Y entre estos los hay que antes de que siquiera la obra comience, ya sabe­mos que van a estar car­ga­dos de dolor, tris­teza y miedo, sin poesía ni glo­ria alguna.

Y tal es el caso de los niños no natos que pade­cen algún prob­le­ma que no solo los con­denará a una vida de sufrim­ien­to, sino que tam­bién pon­drá en peli­gro a la madre, y sumirá en pena a los allegados.

Y tal es el caso de aque­l­los niños que son pro­duc­to del infame acto de la vio­lación, pues si bien el amor de la madre todo lo puede, son tam­bién recuer­do vivo de su causa propia, amén de no estar tal vez la famil­ia prepara­da para cri­ar­lo, hacien­do cre­cer el túmu­lo del problema.

Y la solu­ción que se ofrece en estos tiem­pos es el lla­ma­do abor­to, que paci­fi­ca una vida de daño antes de que esta comience, sacan­do de la exis­ten­cia a un ser que no conoce el exi­s­tir, en un acto de piedad supe­ri­or y fuerza racional por parte de todos los implicados.

Pero hay quien dice: Yo juz­go que acabar con tal criatu­ra inocente es provo­car una muerte vil, pri­van­do de todo lo bueno de la vida, solo por miedo a una causa de sufrim­ien­to, antes de dar opor­tu­nidad a que todo se ini­cie. Esto me parece que va con­tra todo, me causa dolor y lo rechazo.

Es la con­testación: que la vida cier­ta­mente está llena de cosas bue­nas, mas hay quien ya des­de el nacimien­to por su condi­ción estará pri­va­do de ellas. Pues podemos dejarnos lle­var por la pasión y traer al mun­do a un ser que solo habrá de sufrir, o hac­er que sea la razón quien nos guie, y realizar un acto que duela a nues­tra humanidad en un prin­ci­pio, para evi­tar  con gran piedad un tiem­po venidero lleno de sufrir, hacien­do que la real­ización del primer acto supon­ga un gesto de may­or humanidad, difí­cil, mas bueno, jus­to y humano, que se yer­ga como una colum­na hon­orí­fi­ca a la razón en con­jun­ción ple­na con el ser humano en su defini­ción más cál­i­da y candorosa.

Del mis­mo modo que en un prin­ci­pio la agu­ja del doc­tor nos hace daño e inclu­so ate­moriza, pro­duce muchos y muy grandes bienes en nosotros, pues nos sal­va de daños futur­os. Del mis­mo modo el abor­to puede hac­er mucho bien si es real­iza­do por motivos jus­tos y racionales.

Si per­miti­mos que el miedo y las pasiones cerquen nues­tra mente en este asun­to, solo provo­care­mos dolor y pena. Si empuñamos la razón en nues­tra dies­tra y avan­zamos cor­rec­ta­mente, estare­mos hacien­do lo que se espera de nosotros, pues de otra man­era, superan­do la pasión a la razón, seríamos poco más que bes­tias moles e inmundas, indig­nos por com­ple­to de lla­marnos osten­ta­dores de razón, moral y humanidad, esto es, humanos.

 

Jorge Blan­co

Mil­i­tante de JS de Chamberí

La educación en España, una cuestión pendiente

Vivi­mos en un mun­do glob­al­iza­do gra­cias a las nuevas tec­nologías que han rev­olu­ciona­do las comu­ni­ca­ciones y están per­mi­tien­do y fomen­tan­do la inter­ac­ción con­stante entre cul­turas, sociedades y mer­ca­dos a escala mundi­al. En esta nue­va real­i­dad en la que nos encon­tramos, los país­es más avan­za­dos han lle­ga­do a la con­clusión de que su com­pet­i­tivi­dad, fun­da­men­tal­mente económi­ca, depende del niv­el educa­ti­vo de sus ciu­dadanos. Por ello están revisan­do sus sis­temas educa­tivos con el fin de hac­er­los más efi­caces. Esta revisión provo­ca debates y la necesi­dad de com­parar sus resul­ta­dos con los país­es o sociedades veci­nas con el fin de mejorarlo.

Por todo lo ante­ri­or­mente expuesto, están adquirien­do más influ­en­cia medi­dores como el informe PISA, Informe del Pro­gra­ma Inter­na­cional para la Eval­u­ación de Estu­di­antes (por sus siglas en inglés: Pro­gram for Inter­na­tion­al Stu­dent Assess­ment), elab­o­ra­do por la OCDE, que se emplea para mostrar los sis­temas educa­tivos que con­siguen mejor rendimien­to esco­lar de sus alum­nos. Es impor­tante men­cionar que existe una gran con­tro­ver­sia acer­ca de la util­i­dad de los indi­cadores de este informe pues deja de lado gran parte de las inteligen­cias múlti­ples de la actu­al ped­a­gogía, aunque esto es cuestión de otro debate, y los indi­cadores actuales pre­sen­tan una fuente com­par­a­ti­va válida.

En los últi­mos años, de acuer­do con los resul­ta­dos de este informe, obser­va­mos que, además de algunos país­es asiáti­cos como Corea del Sur o Japón que ocu­pan los primeros puestos y país­es occi­den­tales como Canadá o Aus­tralia, los país­es europeos que mejores resul­ta­dos obtienen son Fin­lan­dia, Bél­gi­ca, Holan­da o Noruega.

Los sis­temas educa­tivos de estos país­es del norte de Europa tienen una serie de car­ac­terís­ti­cas comunes: pre­sen­tan unos planes de estu­dios esta­bles, es decir, no han sufri­do cam­bios sig­ni­fica­tivos en bas­tantes años; su edu­cación es prin­ci­pal­mente públi­ca, existien­do edu­cación pri­va­da pero minori­taria; emplean un may­or gas­to en edu­cación, lo que per­mite ten­er más recur­sos y una edu­cación más indi­vid­u­al­iza­da; un may­or reconocimien­to social del pro­fe­so­ra­do y del papel de la edu­cación en la sociedad; un may­or uso de las nuevas tec­nologías y de activi­dades cre­ati­vas y prác­ti­cas, en espe­cial en los primeros años de esco­lar­ización; y bus­ca en todo momen­to la impli­cación de las famil­ias en el pro­ce­so educa­ti­vo de sus hijos. Los méto­dos de eval­u­ación son poco rel­e­vantes en los primeros años de esco­lar­i­dad, se ini­cia la esco­lar­ización oblig­a­to­ria en torno a los seis años de edad, las jor­nadas esco­lares pre­sen­tan pocas horas lec­ti­vas con sesiones de clase de menos de una hora y sep­a­radas unas de otras por var­ios min­u­tos de des­can­so. Se les con­cede la mis­ma impor­tan­cia a las enseñan­zas téc­ni­co-pro­fe­sion­ales que a las uni­ver­si­tarias y los sis­temas educa­tivos son inte­gradores aunque pre­sen­ten var­ios itinerarios.

13-Diciembre-10blog

Los alum­nos españoles están obte­nien­do en las prue­bas PISA cal­i­fi­ca­ciones bas­tante neg­a­ti­vas den­tro del con­tex­to europeo. Todo lo ante­ri­or nos lle­va a pen­sar que algu­nas de las causas de los mal­os resul­ta­dos son las políti­cas educa­ti­vas lle­vadas a cabo en nue­stro país: las dis­tin­tas refor­mas educa­ti­vas que no han lle­ga­do a con­sol­i­darse, la reduc­ción del pre­supuesto educa­ti­vo a través de los recortes, el enfoque tec­nológi­co del cur­rícu­lum desar­rol­la­do por la may­oría de las leyes educa­ti­vas, y agrava­do por la LOMCE, que entiende la escuela como una empre­sa donde sólo impor­tan los resul­ta­dos, cumplir los obje­tivos, no impor­tan­do los medios uti­liza­dos para con­seguir­los, sin otor­gar a cada eta­pa educa­ti­va su iden­ti­dad propia más allá de un prepara­to­rio para la sigu­iente; y por con­sigu­iente la fal­ta de flex­i­bil­i­dad real de dicho cur­rícu­lum que  con­cede muy poco mar­gen a cen­tros y pro­fe­sores para que puedan intro­ducir en él las novedades que con­sid­er­an nece­sarias para mejo­rar el pro­ce­so de enseñan­za-apren­diza­je y, por tan­to, ele­var el rendimien­to esco­lar; el esca­so pro­tag­o­nis­mo de los alum­nos en el pro­ce­so de apren­diza­je, la escasez de recur­sos pedagógi­cos y de las TIC, etc.

El sis­tema educa­ti­vo español nece­si­ta una refor­ma en pro­fun­di­dad, empezan­do por una defen­sa a ultran­za de la enseñan­za públi­ca, un cur­rícu­lum prác­ti­co y flex­i­ble, may­ores recur­sos, etc. Pero la esper­an­za de ren­o­vación en la enseñan­za españo­la ha desa­pare­ci­do con la implantación de la LOMCE. Hemos vuel­to a perder la opor­tu­nidad de conseguirlo.

 

Jorge Piris 

Mil­i­tante de JS de Madrid

 

Ilus­tración: Manel Fontdevila

Sobre la desidia política y sus consecuencias perniciosas

En España, ya des­de que se con­sti­tuyó como una nación úni­ca, han sido muy con­ta­dos los momen­tos en los que no ha sufri­do la enfer­medad de la desidia y el aban­dono de sus asun­tos políti­cos. Este nue­stro país, de hecho, cuen­ta su his­to­ria como una suce­sión de cri­sis, pobrezas, der­ro­tas y otras des­gra­cias casi siem­pre debidas a la dejadez más indo­lente. Y esto, hoy en día, con­tinúa como un mon­u­men­to her­rum­bra­do a la inac­ción, la cod­i­cia, el des­pre­cio y la desidia en la política.

De fac­to, muchos dirían que el actu­al cli­ma de repul­sa a la políti­ca no viene sino condi­ciona­do por la últi­ma de nues­tras cri­sis, que además de ser muy grave y aún hoy ate­nazarnos, ha sido poco com­pren­di­da. Ya Karl Marx había dicho en Das Kap­i­tal que el final al que se encam­i­na el sis­tema cap­i­tal­ista es la cri­sis económi­ca, cuan­do gentes y enti­dades financieras por igual pier­den la con­fi­an­za en los ban­cos. Si bien no se tra­ta de juz­gar nue­stro sis­tema económi­co, lo que es cier­to es que la cri­sis golpeó al orbe entero.

Aquí en España, se añadió a las car­ac­terís­ti­cas glob­ales de la cri­sis el ele­va­do niv­el de cor­rup­ción, en espe­cial aquel del sec­tor inmo­bil­iario, que siem­pre había sido grave, pero además exper­i­men­tó gran auge tras la “Ley de Recal­i­fi­cación de Ter­renos” de 1996, lo que infló el mer­ca­do de con­struc­ciones que no se hubieron de vender, sien­do innece­sarias en muchos casos, ya que su propósi­to úni­co con­sistía en el enriquec­imien­to de los diri­gentes del sec­tor y los políti­cos que los ampara­ron, que hoy en día gozan de grandes dineros en pago a aque­l­la ayu­da indis­pens­able que prestaron, en detri­men­to de toda la nación.

Lo peor del asun­to es que gra­cias a astu­to sub­terfu­gio e igno­ran­cia gen­er­al, la bur­bu­ja vino a explotar en el seno de la izquier­da políti­ca, que ganó un descrédi­to que en gran parte no merecía. En este momen­to lle­ga lo peor. Las izquier­das, que en España y en gen­er­al siem­pre están frag­men­tadas, se difumi­naron más. Miles cayeron ante la per­ver­si­dad fácil de absten­erse de par­tic­i­par en algo que era denos­ta­do por todos. Y como siem­pre que esto ocurre, la derecha sal­ió ganan­do, porque en España, después de la caí­da del Fran­quis­mo, la derecha toda acabó uni­da en lo que hoy es el Par­tido Pop­u­lar, menos algunos pocos rene­ga­dos que se man­tu­vieron en las FET de las JONS y otros par­tidos sim­i­lares (los cuales, a todo esto, deberían estar muy prohibidos).

Con la derecha fuerte y la izquier­da desuni­da y frágil el país vive una ter­ri­ble época, en que la cul­tura y los dere­chos se ven ase­di­a­dos con­tin­u­a­mente, y ante tan fuerte ataque no dejan de perder plazas fuertes que se han con­sid­er­a­do indis­pens­ables en esta sociedad mod­er­na. Todo el mun­do se puede dar cuen­ta que bajo estas nuevas direc­tri­ces España no ha hecho otra cosa que perder, y es que el fin que per­sigue la derecha no es una idea de cómo ha de ser el Esta­do, ni el bien de aque­l­los que lo for­man, sino el sim­ple enriquec­imien­to y amasamien­to del poder, destruyen­do todo lo que haga fal­ta, a fin de tratar de llenar su pro­pio vacío con todo aque­l­lo que van roban­do a la humanidad. Vien­do esto, la izquier­da parece algo lógi­co, sin embar­go, ya sea por acción de la derecha o por el caos de la situación, la sociedad parece ret­i­cente, e inclu­so los pro­pios pro­gre­sis­tas vacilan.

De este mar revuel­to surge uno de los peo­res peli­gros que acechan en la políti­ca: el pop­ulis­mo. Ya Platón había denun­ci­a­do esto, advir­tien­do de los prob­le­mas que puede traer la dem­a­gogia, que se aprovecha de la deses­per­an­za y hastío gen­er­al­iza­dos, la desidia, para alcan­zar obje­tivos cuan­to menos poco ben­efi­ciosos para la sociedad, en muchos casos. Una de las más viles arti­mañas que además esgrime este ente es que puede man­i­fes­tarse tan­to en la derecha como en la izquier­da, si bien en el caso actu­al parece que la derecha sigue copa­da por el PP y otros ele­men­tos, más rosa­dos. Este pop­ulis­mo se ale­ja de todo, lo ata­ca todo, y aún cuan­do pre­cisa­mente lo que la izquier­da nece­si­ta es la unión y el entendimien­to como gentes de pro, los dem­a­go­gos se desen­tien­den de todo, pues, al fin y al cabo, sus obje­tivos, cier­ta­mente, y esto sí, ocul­tos, son como los de la derecha.

De este modo, la desidia políti­ca car­come al Esta­do, pues las dere­chas y otros sec­tores no uti­lizan la políti­ca sino como un instru­men­to abur­ri­do para con­seguir lo que desean. El pueblo llano, asquea­do por las cor­rup­ciones, la inefi­ca­cia y la vileza reinantes se sumerge tam­bién en un esta­do de desidia, casi defec­ción para con­si­go mis­mos y los suyos, pero com­pren­si­ble al fin y al cabo, si bien  per­mi­tien­do de este modo que cier­tos movimien­tos dañi­nos se asien­ten. Y final­mente, la desidia reina tam­bién en la izquier­da, pues ha per­mi­ti­do que se llegue a este esta­do, sien­do ella la guardiana del cor­rec­to pro­gre­so de España. Solo que­da con­fi­ar en que se vuel­va a lev­an­tar con fuerza, trayen­do el orden y el pro­gre­so, y ret­ribuyen­do al pueblo la cul­tura, los dere­chos y su dig­nidad, que aún en sus peo­res momen­tos hicieron grande a esta nación.

Jorge Blan­co

Mil­i­tante de JS de Chamberí

Lo que el nacionalismo calla

Para alguien que se  defi­na de ideas pro­gre­sis­tas o de izquier­das la pal­abra democ­ra­cia debería ser su máx­i­mo man­damien­to, pero  surge otras dudas ¿Qué es la democ­ra­cia? Si par­ti­mos de la premisa de que la democ­ra­cia es la vol­un­tad de una may­oría de un deter­mi­na­do grupo, para aque­l­los que se llenan la boca hacien­do lla­mar demócratas, la  vol­un­tad de la may­oría bas­taría para ele­gir sobre una hipotéti­ca prop­ues­ta. A par­tir de aquí sur­gen varias dudas: ¿Dónde quedan las reglas de juego? ¿Qué ocurre cuan­do una sociedad está sien­do bom­bardea­da de men­sajes erró­neos para con­seguir un deter­mi­na­do fin? Ya todos sabe­mos que una men­ti­ra dicha mil veces se con­vierte en verdad.

¿La vol­un­tad del pueblo?

Si bien años atrás Artur Mas decía que el tema de la inde­pen­den­cia era algo arcaico, aho­ra donde dice digo dijo Diego. El pres­i­dente de la Gen­er­al­i­tat no para de men­cionar en sus dis­cur­sos la vol­un­tad su pueblo, pero ¿De qué pueblo, solo la Cataluña inde­pendista o tam­bién aque­l­la Cataluña que se siente cómo­da y orgul­losa den­tro de España? Curioso es tam­bién que no hable del ver­dadero ori­gen del nacional­is­mo que catalán que es por antono­ma­sia bur­gués. Es esta la mis­ma bur­guesía  que uti­lizó y uti­liza a las clases medias y obr­eras envolvién­dose en la ban­dera inde­pendista. Se le olvi­da tam­bién decir que Cataluña es la comu­nidad de España con más recortes; al fin y al cabo el Par­tido Pop­u­lar y CIU no son tan diferentes.

Cuan­do para implan­tar  ide­ales de supe­ri­or­i­dad pre­fab­ri­ca­da  se recurre a fras­es con altas dosis de men­daci­dad, el sen­timien­to de legit­im­i­dad que­da reduci­do a la nada.

EL inde­pen­den­tismo  cuan­do men­ciona a  España lo hace con un sen­timien­to de suprema­cía y vic­tim­is­mo a la vez que nada o muy poco tiene que ver con la real­i­dad. Ten­emos el ejem­p­lo del señor San­ti­a­go Espot, pres­i­dente de Acciò Cata­lana que cada vez que visi­ta un medio de comu­ni­cación habla mostrán­dose con aires de legit­i­mad  y sal­va­p­a­trias de los Cata­lanes, exponien­do el supuesto expo­lio por parte de España.

 “Espanya ens roba” o “Puy­ol nos roba” 

Dados los últi­mos acon­tec­imien­tos que­da claro que ladrones hay en todos lados. Quizás aque­l­los que hablan de robo por parte del resto de España a Cataluña deberían mirar den­tro de la mis­ma Cataluña a ver si hay ami­gos de lo ajeno antes de bus­car fuera. Podemos ser acu­sa­dos de dem­a­go­gos los que ponemos como ejem­p­lo de icono caí­do a Puy­ol, catalán de camisa y suizo de bol­sil­lo. Es hon­esto decir que la may­oría de los cata­lanes pro inde­pen­den­cia son gente hor­ra­da que nada tiene que ver con la famil­ia Puy­ol, ni con su modus operan­di, pero es imposi­ble no men­cionar este caso, no solo porque ha sido pres­i­dente de la Gen­er­al­i­tat, sino tam­bién porque ha sido una de las caras vis­i­bles del cata­lanis­mo inde­pendis­tas con may­or repercusión.

“España será fed­er­al o no será” 

Ya des­de la segun­da repúbli­ca se está uti­lizan­do esta frase. Es cier­to que la relación entre Cataluña y las demás comu­nidades de España debe mejo­rar, pero para esto hay que­jar atrás la inmovil­i­dad del actu­al gob­ier­no de España, y apos­tar por un may­or con­sen­so entre cata­lanes y el resto del país. Habrá que tra­ba­jar y pon­er una may­or vol­un­tad por parte de todos, estando abier­tos a la posi­bil­i­dad de dialogo.

Fran­cis­co Gutiérrez

Mil­i­tante de JS de Chamberí

Orgullo LGTB 2014

Como cada año, las Juven­tudes Social­is­tas de Cham­berí hemos par­tic­i­pa­do en las dis­tin­tas activi­dades lle­vadas a cabo tan­to por los colec­tivos en defen­sa de los dere­chos de las per­sonas LGTB, como los orga­ni­za­dos por el Par­tido Social­ista, con moti­vo del Orgul­lo 2014.

Este año, con el lema “Nos man­i­fes­ta­mos por quienes no pueden”, hemos recla­ma­do la impor­tan­cia de la lucha por la igual­dad real, no solo en nue­stro país ‑donde los dere­chos no están ni mucho menos afianzados‑, sino tam­bién en aque­l­los país­es que más hosti­gan a la población LGTB. En la man­i­festación estatal del Orgul­lo LGTB de este año, las Juven­tudes Social­is­tas y el PSOE han reivin­di­ca­do la necesi­dad con­ver­tir la lucha con­tra la LGTB­fo­bia en un com­pro­miso de nues­tra políti­ca exte­ri­or, con­tribuyen­do a elim­i­nar la desigual­dad en aque­l­las regiones más hostiles.

IMG_2292

El río que suena

No soy muy dado a refranes, pero ante el reto de ele­gir al Sec­re­tario Gen­er­al acer­ta­do para nue­stro par­tido, todo es bienvenido.

Y es que a pri­ori, vis­lum­brar las difer­en­cias entre can­didatos no parece tarea fácil. Los dis­cur­sos son lo que cabe esper­ar de quien aspi­ra a lid­er­ar al PSOE, o mejor dicho, lo que se sabe que los mil­i­tantes y sim­pa­ti­zantes social­is­tas deseamos oír. Frente a esto, la enorme respon­s­abil­i­dad que ten­emos como mil­i­tantes con­siste en dis­cernir qué es real, qué hay detrás, quién cumplirá y quién puede y quiere cam­biar las cosas. Y es aquí donde naveg­amos en un ter­reno de sub­je­tivi­dades pero tam­bién de hechos claros. Es aquí donde la marabun­ta de artícu­los de opinión y análi­sis peri­odís­ti­co puede ayu­darnos, y donde debe­mos bus­car hechos y ver­dades, que los hay, con los que for­marnos una mejor opinión.

Mis dudas ini­ciales entre Pedro Sánchez y Eduar­do Mad­i­na han queda­do más que super­adas cuan­do he reflex­ion­a­do más allá de su apari­en­cia y su dis­cur­so gen­er­al. El líder que nece­si­ta­mos es aquel capaz de gener­ar tit­u­lares que reco­jan los avances reales que está pro­ducien­do, que per­mi­tan creer de nue­vo en él, y Eduar­do Mad­i­na es ya respon­s­able de un gran tit­u­lar: “Los mil­i­tantes decidi­mos”. Eso es un hecho, eso es un pun­to a favor de su can­di­datu­ra, y con ello ha puesto en evi­den­cia algu­nas cosas que nece­si­tan cambiar.1252865181939danipozodn

Nece­si­tan cam­biar esos barones asus­ta­dos que para que nada cam­bie rog­a­ron a Susana Díaz que se hiciese con las rien­das del par­tido. La época del con­trol inter­no, de las famil­ias, de los intere­ses de unos pocos, ya ha pasa­do y  la par­tic­i­pación de la mil­i­tan­cia diluye las cuo­tas de poder, los mal­os incen­tivos y las nego­cia­ciones oscuras, se pone en val­or la hon­esti­dad y purifi­ca la orga­ni­zación. No quiero nom­bres que rep­re­senta­ban votos gris­es y poder detrás de un can­dida­to, no quiero a Pepe Blan­co, padri­no políti­co de Pedro Sánchez. Y me ape­na que la primera decisión de Pedro Sánchez haya sido ele­gir a José Cepe­da como jefe de cam­paña (de la famil­ia guer­rista, y capaz de dar la vuelta en votos a varias agru­pa­ciones de Madrid, eso sí). ¿Y quién es la jefa de cam­paña de Mad­i­na entonces? Una exper­ta en comu­ni­cación políti­ca que tra­ba­ja­ba para el grupo social­ista en el sena­do. ¿Cuán­tos votos habrá con­segui­do con eso? Espero que muchos, pero solo a través de una bue­na cam­paña, y nada de clien­telis­mos. La apues­ta de Edu Mad­i­na por el tal­en­to lle­va otro nom­bre clave, Bernardi­no León.

Seguir leyen­do “El río que sue­na”