Juventud, un colectivo electoral

Fal­ta mucho, pero fal­ta poco. Aunque todavía este­mos en sep­tiem­bre, la activi­dad políti­ca munic­i­pal y autonómi­ca piv­otará in crescen­do en torno a las próx­i­mas elec­ciones de mayo de 2019. Entre otras cosas, como can­di­dat­uras o pro­gra­mas, durante los próx­i­mos meses ver­e­mos cam­bios en la acti­tud y for­mas de diri­gentes y par­tidos del Ayun­tamien­to, y apare­cerán por arte de magia colec­tivos, que aunque igno­ra­dos durante los años ante­ri­ores, volverán a ser parte del debate como poten­ciales votantes. La juven­tud será uno de estos colec­tivos predilec­tos que no fal­tará en la estrate­gia de todos los par­tidos. Aho­ra bien, los jóvenes, y en gen­er­al los votantes, deben analizar si se les ha aten­di­do ade­cuada­mente, es decir, si se les ha tenido real­mente en cuen­ta en la elab­o­ración de los pre­supuestos, en los pro­gra­mas que se han puesto en mar­cha o en los debates munic­i­pales. Si no hay una cor­re­spon­den­cia entre las políti­cas lle­vadas a cabo en los últi­mos años y su inclusión en el debate elec­toral, será puro maquil­la­je y pro­pa­gan­da política.

Tres años después de la lle­ga­da de Aho­ra Madrid al Ayun­tamien­to ya hay datos sufi­cientes para con­statar el niv­el de cumplim­ien­to de sus com­pro­misos políti­cos, pero tam­bién el com­por­tamien­to del resto de los gru­pos en la oposi­ción en mate­ria de juven­tud. Si algo ha lla­ma­do la aten­ción durante estos años, tan­to en el Ayun­tamien­to como en las Jun­tas de Dis­tri­to, ha sido la fal­ta de interés y de ideas, y en gen­er­al la desidia, que tan­to gob­ier­no como la derecha políti­ca (azul y naran­ja) han demostra­do en mate­ria de Juven­tud. Los que hemos tenido la suerte de ser rep­re­sen­tantes del Par­tido Social­ista durante esta leg­is­latu­ra, creí­mos que la sal­i­da del Par­tido Pop­u­lar del Ayun­tamien­to tras 24 años de gob­ier­no con­tin­u­a­do era una opor­tu­nidad para cam­biar las políti­cas munic­i­pales. Aunque los resul­ta­dos no nos fue­sen muy favor­ables, hemos tenido una posi­ción des­de el ini­cio acti­va y propos­i­ti­va y, entre otras cosas, hemos queri­do avan­zar en mate­ria de juven­tud, pero…nos hemos queda­do solos.

Podríamos par­tir del hecho de que no exista ningu­na con­ce­jalía con esta denom­i­nación expre­sa (Con­ce­jalía, sí Direc­ción Gen­er­al), pero sería lo de menos si en los pre­supuestos munic­i­pales se reco­giesen políti­cas para jóvenes. Pero tam­poco ha sido así. En 2017, de los 4.487 mil­lones del Pre­supuesto, ape­nas un 0,1% fue des­ti­na­do a ello. Un dato bas­tante rel­e­vante para cal­i­brar el interés de Aho­ra Madrid en sus tan alaba­dos jóvenes. Tam­poco se ha puesto en mar­cha el Con­se­jo de la Juven­tud de la Ciu­dad de Madrid (no con­fundir con el Con­se­jo Sec­to­r­i­al de Juven­tud) que hubiese sido un instru­men­to muy útil de par­tic­i­pación políti­ca y rep­re­sentación de los jóvenes para, entre otras cosas, dis­eñar pro­gra­mas especí­fi­cos en los dis­tri­tos. Lla­ma la aten­ción que sí que se haya con­sti­tu­i­do en la Comu­nidad de Madrid y no en el ayun­tamien­to. Tam­poco se ha elab­o­ra­do ningún Plan Joven, donde se anal­izase la situación de la juven­tud madrileña, y enmar­car y orga­ni­zar como respues­ta a ello una serie de obje­tivos, pro­gra­mas y recur­sos. Por cier­to, ambas cosas, el Con­se­jo y un Plan joven, fue una prop­ues­ta del PSOE, en una mis­ma ini­cia­ti­va aproba­da (y no real­iza­da) en el pleno del Ayun­tamien­to de Madrid en diciem­bre de 2015. Pero ante todo, lo que más sor­prende, es que esto de la juven­tud, parece que era un tema exclu­si­vo del Par­tido Social­ista. El con­sis­to­rio no hubiese debati­do en tres años sobre políti­cas juve­niles si no hubiese esta­do el grupo munic­i­pal social­ista detrás de ello. Ni Aho­ra Madrid ni Par­tido Pop­u­lar ni Ciu­dadanos, han tenido entre sus pri­or­i­dades las políti­cas de juventud.

Si nos trasladamos a las Jun­tas de Dis­tri­to, el panora­ma ha sido el mis­mo, y en con­cre­to en Cham­berí, las políti­cas juve­niles han esta­do tradi­cional­mente con­de­nadas. Durante años, des­de 2001, los dis­tri­tos de Madrid se han ben­e­fi­ci­a­do de un pro­gra­ma juve­nil denom­i­na­do “La tarde más joven”, que por algu­na razón quedaron al mar­gen Cham­berí y Mon­cloa. Ya en 2008 y 2009 el Grupo Munic­i­pal Social­ista de Cham­berí pidió a la Jun­ta Munic­i­pal de Dis­tri­to que nos incor­poráse­mos a este pro­gra­ma (sin éxi­to) y des­de el ini­cio de esta leg­is­latu­ra volvi­mos a pedir­lo, ape­nas unos meses después de su ini­cio, en el pleno de mayo de 2016. De nue­vo, pero esta vez Aho­ra Madrid en el gob­ier­no, se resistían a quer­er enmen­dar la situación de exclusión que padecía Cham­berí respec­to del resto. Nues­tra proposi­ción fue aproba­da, a pesar de Aho­ra Madrid que se abstu­vo, y en sep­tiem­bre de ese mis­mo año lo con­seguimos, empezó a fun­cionar después de muchos años. Duró poco. En enero, Mar­ta Higueras, respon­s­able de esta área, anun­ció su supre­sión de todos los dis­tri­tos de Madrid. La excusa esta vez era su susti­tu­ción por un pro­gra­ma de inter­ven­ción socioe­d­uca­ti­va, no sien­do por tan­to un pro­gra­ma juve­nil, y que en cualquier caso no iba a ten­er nue­stro dis­tri­to (es el pro­gra­ma “Qué­date” y solo lo tienen 10 de 21). Tan­to en febrero de 2017 como en sep­tiem­bre de 2018, seguimos dan­do la tabar­ra con este asun­to en la Jun­ta, pidi­en­do un pro­gra­ma juve­nil, pidi­en­do algu­na actuación en este sen­ti­do, pre­gun­tan­do sobre las inten­ciones en esta mate­ria, y denun­cian­do la desidia con la que han abor­da­do este tema.

Y así nos hemos queda­do, sin pro­gra­ma juve­nil, ni en Cham­berí ni en ningún sitio. Las excusas de Aho­ra Madrid han sido con­stantes des­de 2015: que si no iba a ten­er mucho éxi­to, que si la gestión del pro­gra­ma ten­dría que ser difer­ente, que si no cuen­ta con el teji­do veci­nal aso­cia­ti­vo, que si la gente que lo lle­va son solo guías y no dinamizadores, etc. Y por parte de los dos con­ce­jales que ha tenido nue­stro dis­tri­to estos años, inten­tos de con­fusión con­stante con tal de no decir abier­ta y públi­ca­mente que no tenían inten­ción algu­na de implan­tar ningún pro­gra­ma juve­nil. Algo demasi­a­do con­tun­dente como para después apelar a la juven­tud en peri­o­do elec­toral, claro. Aho­ra que se aprox­i­ma ese momen­to, aho­ra que volverá la Juven­tud a ser el colec­ti­vo favorito de Aho­ra Madrid, aho­ra que dirán que han esta­do pre­sentes en todos sus pen­samien­tos (que no pre­supuestos), y todo con mucha ter­nu­ra y cora­zones. Quizá, es el momen­to de pedirles cuen­tas, de decir­les que el tra­to afa­ble y casi mater­nal con el que se diri­gen a nosotros, la Juven­tud, no es sufi­ciente. Y como dice un refrán, que ellos mis­mos han uti­liza­do en una cam­paña reciente, “hechos son amores”. Pues eso, hechos.

Pedro Reig
Vocal Veci­no del Grupo Munic­i­pal Social­ista de Chamberí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *