La teatralización de la política

Ythelastmonkey_hamletNo nos vamos a engañar, siem­pre se ha teatral­iza­do en políti­ca. No es difí­cil imag­i­nar el Con­gre­so de los Diputa­dos como un teatro, con los actores y actri­ces de la obra, prin­ci­pales, secun­dar­ios y ter­cia­r­ios (estos últi­mos tan ter­cia­r­ios que podrían ser el clá) repar­tidos en 350 escaños y unos espec­ta­dores sin entra­da y en sus casas.  Es has­ta cier­to pun­to inevitable que esto sea así, ya que hay que inten­tar con­vencer, entu­si­as­mar y gener­ar cier­tas emo­ciones que haga del dis­cur­so un modo efi­caz para con­ver­tir al políti­co en líder y ref­er­en­cia, ya no solo de sus votantes, sino de la vida públi­ca españo­la. No es tan extraño, por tan­to, que teng­amos ejem­p­los donde ambos ámbitos, aparente­mente sep­a­ra­dos, se hayan mez­cla­do. Algún ejem­p­lo públi­co lo ten­emos en EEUU donde guion­istas de Hol­ly­wood han escrito algunos de los dis­cur­sos del pres­i­dente del gob­ier­no, y vicev­er­sa, muchos han pasa­do a Hol­ly­wood para escribir guiones (o aseso­rar) basa­dos en sus conocimien­tos sobre el fun­cionamien­to y teje­mane­jes de la políti­ca esta­dounidense. Has­ta aquí de acuer­do. Sin embar­go, como es lógi­co, empieza a rechi­nar cuan­do nos encon­tramos que en esos dis­cur­sos, pues­ta en esce­na, gestos e ima­gen SOLO hay teatro.

Bajo mi pun­to de vista la políti­ca españo­la ha mejo­ra­do y es más intere­sante que hace unos años. Hay más opciones, más prop­ues­tas y más debates que han reen­gan­cha­do a una parte impor­tante de la población a la políti­ca, lo cual, ya por sí solo es algo muy pos­i­ti­vo, ya que sin ello no hay una democ­ra­cia sól­i­da y con­sol­i­da­da. Recordemos como hace unos (pocos) años un candidato/a podía pasar por un pro­ce­so elec­toral sin some­terse a debate alguno con el resto de las fuerzas políti­cas, y hoy esa opción es cen­sura­da e inad­mis­i­ble para los votantes. Pero una vez que todo esto se ha dado, se exige que los par­tidos, viejos y nuevos, lid­eres y lid­ere­sas, y todo lo que hay ya enci­ma de la mesa respon­dan y ejerzan como tal y no como sim­ples ani­madores de la política.

Lo que hemos vis­to des­de las elec­ciones del 20 de diciem­bre has­ta aho­ra ha con­fir­ma­do lo que muchos creíamos estar vien­do durante la cam­paña elec­toral, esto es, que no había más fon­do en muchos par­tidos que teatro, pues­tas en esce­na y fras­es facilonas grandilocuentes. Algo que se podía jus­ti­ficar (en cier­to modo) durante la cam­paña, pero que es inad­mis­i­ble una vez ha ter­mi­na­do. Aho­ra es cuan­do se tiene que ver la capaci­dad para sacar ade­lante a este país, que ya no admite más obras de teatro, que ya recla­ma políti­ca en esta­do puro. Se ha ter­mi­na­do, por lo menos a medio pla­zo, las may­orías abso­lu­tas, y los resul­ta­dos han sido como se esper­a­ban, sin sor­pre­sas, por tan­to, ¿cuál es el prob­le­ma? El prob­le­ma, intuyo, es que muchos solo son máquinas elec­torales, actores sin guión, estrate­gas sin estrate­gia. No hay capaci­dad de pacto, ni inten­ción de ced­er, que todavía se ve como algo humil­lante para el que cede, y lo peor de todo, no hay una estrate­gia glob­al para este país que dispon­ga las pri­or­i­dades para el pacto. Casi tres meses después, y tras un enco­mi­able inten­to del PSOE de des­en­callar la situación y pon­erse a la altura de las cir­cun­stan­cias, que no es otra cosa que acatar el manda­to de las urnas, pactar, esta­mos sin gob­ier­no, y pasan los días con los mis­mos en las mis­mas trincheras dis­paran­do ya no se sabe ni a quién ni porqué. Un desas­tre. Eso sí, no pasa tam­poco un día en que todos, des­de sus cada vez más pro­fun­das trincheras, decla­men sus guiones sobre que “quieren alcan­zar acuer­dos y tien­den la mano”. Hoy por hoy, eso sólo lo ha hecho un par­tido, el PSOE.

Pedro Reig

Sec­re­tario Gen­er­al de JS de Chamberí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *