Stay calm…and vote conservative! Las elecciones en el Reino Unido

¿Que ha pasado?

Las elecciones británicas del 7 de mayo 2015 en dos palabras: ha ganado la derecha (en Inglaterra). Contra todo pronóstico, los conservadores de Cameron han conseguido mayoría absoluta. En Escocia han arrasado los progresistas nacionalistas. Pesadilla para los laboristas socialdemócratas. Tal vez haya que replantearse el sistema electoral “first past the post”. Los sondeos (que vaticinaban empate técnico) se equivocaron y mucho.

¿Lecciones para España?

La economía importa mucho. La izquierda tiene que saber comunicar una alternativa clara. ¡No hay que fiarse de los sondeos!

Resultados

 

Partido % voto Cambio Escaños Cambio
CON 37 +1 331 +24
LAB 30 +2 232 -26
UKIP 13 +10 1 +1
SNP 5 +3 56 +50
LIB 8 -15 8 -49
GREEN 4 +3 1 -
OTROS     21 -

 

Los partidos

  • Conservadores: socialmente liberal (a favor del matrimonio homosexual p. ej.) pero económicamente bastante escorado hacia la derecha. Euroescéptico para no decir eurófobo. Tardaron mucho en superar la época Thatcher. Llevan cinco años gobernando en coalición con el partido liberal. Durante este periodo ha habido recuperación económica y aumento de la desigualdad. Han intentado despojarse de su imagen de partido de los ricos. Sin embargo, tanto su líder Cameron como su mano derecha Osborne provienen de la clase más privilegiada del país.
  • Laboristas: también han tardado en superar a Blair y su tercera vía. Tras la derrota de Brown en 2010, la elección de Ed Milliband, gracias al apoyo de los sindicatos y por encima de su hermano mayor, el Blairista David, prometió un viro del partido hacia la izquierda. Esto se produjo relativamente. Ahora bien, no ha surgido ningún Podemos más radical (aunque los verdes hayan conseguido un millón de votos y en Escocia hayan triunfado los progresistas nacionalistas). Tras la derrota humillante, se abre un periodo de reflexión en el seno del partido. Ya se elevan varias voces instando una vuelta al centrismo blairista. Veremos…
  • Liberales: el tradicional partido centrista lleva cinco años en coalición con los ‘Tories’ de Cameron y han pagado el precio, bajando de 57 diputados a sólo ocho. Cabe resaltar que cuando se escindieron unos cuantos diputados centristas del entonces más radical partido laborista en los años 80 para formar un nuevo partido de centro, casi en seguida forjaron una alianza con el también centrista partido liberal. ¡A tomar nota UPyD!
  • SNP: los nacionalistas escoceses han ganado en prácticamente todas las circunscripciones escocesas (56 de 59). A diferencia de CiU y PNV, se trata de un partido de izquierdas. Han aprovechado la ola nacionalista que se generó tras el referéndum sobre la independencia (que salió negativo) así como un programa claramente progresista que ha hecho mella en una región menos próspera y de sentimientos más de izquierdas.
  • UKIP: amenazaron con dividir el voto de la derecha y beneficiarse del euroescepticismo latente inglés. Se estancaron durante la campaña. Sin embargo, sacaron casi cuatro millones de votos (13%). Debido al sistema electoral británico, este resultado les valió un solo escaño.
  • Verdes: consiguieron más un de un millón de votos (aunque solo un escaño, véase UKIP) principalmente entre personas progresistas decepcionadas por los laboristas.

Las víctimas

Han dimitido en seguida los líderes de los tres partidos ‘perdedores’: Ed Milliband (laborista), Nigel Farage (UKIP), que no ha conseguido entrar en el parlamento, Nick Clegg (liberal). Han perdido sus escaños todos los pesos pesados del partido liberal, salvo el líder Clegg, así como los portavoces laboristas de economía y de exteriores, Balls y Darling.

¿Es justo el sistema electoral?

El famoso sistema “first past the post” significa que en cada una de las 650 circunscripciones, el diputado que cosecha más votos (aunque solo gane por la mínima) es el que ocupará su escaño en Westminster. El sistema suele producir mayorías amplias (ha habdio 16 mayorías absolutas en las 18 legislaturas desde 1945). Se puede conseguir incluso mayorías absoluta sin ser el partido más votado. Castiga a los partidos minoritarios. En 2015, los conservadores han conseguido 331 escaños con un 37% del voto y los laboristas 100 escaños menos con un 30%. El 25% de los votos de liberales, UKIP y verdes juntos les ha valido 10 escaños, mientras el 5% del SNP se ha traducido en 56 diputados.

Como quid pro quo de su pertenencia a la coalición con los Tories en 2010, los liberales consiguieron un referéndum sobre un sistema más proporcional. La propuesta fue derrotada rotundamente.

Europa

País euroescéptico donde los haya, los partidos británicos han dedicado pocos esfuerzos al tema de la UE durante la campaña (a excepción de los claramente eurófobos UKIP). Ahora el gobierno conservador se verá obligado a convocar un referéndum SÍ/NO para el 2017. De momento los sondeos indican una mayoría a favor del ‘Brexit’ (salida de la UE). Pero ya sabemos los sondeos se pueden equivocar… Cabe esperar que se dé lugar a un debate serio sobre la UE y la relación de UK con el resto de Europa (siendo la esperanza lo último que se pierde).

Escocia

El reciente referéndum (tan anticonstitucional o ilegal como otros) pudo celebrarse gracias a la voluntad política y el diálogo constructivo de todas las partes. La pregunta fue clara (independencia ¿sí o no?) y la respuesta también (no). Tras el NO, hubo un compromiso de transferir más competencias al gobierno escocés. El SNP ha sabido capturar a la perfección el sentimiento nacional y ha ganado la casi totalidad de los escaños escoceses.

Empieza a cuestionarse en Inglaterra los derechos de los diputados escoces en la cámara de los comunes. No habrá nuevo referéndum sobre la independencia en mucho tiempo (de no ser que UK decida salirse de la UE – los escoceses son bastante más europeístas).

Los temas clave de la campaña

Los datos macroeconómicos son buenos (crecimiento superior al 2%, paro de 6%, déficit bajo control, etc.). A pesar de la enorme desigualdad social y geográfica que existe en el país, los británicos parecen fiarse más de los tories a la hora de gestionar la economía que ha resultado ser la cuestión más importante de la campaña.

A la par, se ha conseguido sembrar el miedo (entre los ingleses) de que el voto laborista conllevaría una alianza con los nacionalistas escoceses (a pesar de haberlo negado rotundamente Milliband).

Los temas principales del programa y de la (fallida) campaña laborista han sido:

Economía

  • Subir los impuestos a los ricos (reintroducir el tipo IRPF del 50% para ingresos superiores a 150.000 libras anuales)
  • Reintroducir el tipo reducido de 10% para las rentas más bajas
  • Prohibir los contratos “cero horas” (mini-jobs)
  • Subir el sueldo mínimo (actualmente €1.900/mes) un 23%
  • Compromiso a no subir el IVA
  • Rigor fiscal: bajar el déficit a cero y recortar la deuda “cuanto antes”
  • Impuesto ‘mansión’ sobre los bienes inmuebles de valor superior a £2 millones
  • Lucha contra la evasión fiscal, eliminaruna serie de ventajas fiscales
  • Nuevo impuesto sobre las primas de los banqueros
  • Congelar las tarifas energéticas hasta 2017

Otros temas

  • Sanidad pública: aumentar el presupuesto en unas 2,5 mil millones de libras, modernizar el sistema y acabar con la incipiente privatización
  • Garantizar una espera máxima de 48h para consultar el médico de cabecera
  • Controlar mejor la inmigración ilegal
  • Trabajar por una UE “más eficaz” (sic) pero sin referéndum
  • Extender el permiso de paternidad para los padres de 2 a 4 semanas
  • Construir 200,000 casas nuevas cada año y ofrecer alquileres sociales

Deja tu comentario

Etiquetas Elecciones, Eventos, Internacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>