Manifiesto Marcha Estatal contra las Violencias Machistas

El movimien­to fem­i­nista DENUNCIA que las vio­len­cias machis­tas supo­nen la man­i­festación más vio­len­ta de LA DESIGUALDAD DE GENERO Y SUPONEN la más grave vio­lación de los DERECHOS HUMANOS DE LAS MUJERES que padece nues­tra sociedad.

Des­de el año 1995, 1378 mujeres  han sido asesinadas por el ter­ror­is­mo machista. En lo que lle­va­mos de año se han con­tabi­liza­do 70 fem­i­ni­cidios y otros asesinatos de mujeres cometi­dos por hom­bres: solo en el ver­a­no de 2015 han sido asesinadas 37 mujeres y 8 menores a manos de sus pare­jas, padres o pare­jas de sus madres. Mujeres y menores sufren vio­len­cia patri­ar­cal en múlti­ples for­mas. Y esto sólo es la pun­ta del iceberg.

En los últi­mos años hemos pade­ci­do los recortes sis­temáti­cos en los recur­sos públi­cos gen­erales, en los dere­chos sex­u­ales y los dere­chos repro­duc­tivos, recortes en la inter­rup­ción vol­un­taria del embara­zo de las menores de entre 16 y 17 años y recortes en los recur­sos espe­cial­iza­dos con­tra las vio­len­cias machis­tas. La cul­tura patri­ar­cal nos cul­pa­bi­liza sin que la sociedad, los medios de masas y los poderes públi­cos se enfrenten a los mitos mis­ógi­nos y anti feministas.

El movimien­to fem­i­nista con­sid­era que las vio­len­cias, que vivi­mos en dis­tin­tos ámbitos, suce­den en una sociedad que tol­era la desigual­dad, y res­ta cred­i­bil­i­dad y autori­dad a las mujeres. El machis­mo ali­men­ta nues­tra desval­orización, la cosi­fi­cación de nue­stros cuer­pos y la fal­ta de respeto a nues­tras deci­siones. Igual­mente, estas agre­siones son insep­a­ra­bles de las que sufren las per­sonas que no respon­den a la mas­culin­idad hegemónica.

7N

Por todo ello, el movimien­to fem­i­nista con­vo­ca la Mar­cha con­tra las vio­len­cias machis­tas el 7N para:

EXIGIR:

  • Que la lucha con­tra el ter­ror­is­mo machista sea una cuestión de estado.
  • Que se desar­rolle e imple­mente el Con­ve­nio de Estam­bul y el cumplim­ien­to de las recomen­da­ciones de la CEDAW, y se reforme la ley 1/2004 para que estén refle­jadas todas las for­mas de vio­len­cia con­tra las mujeres.
  • Que toda la sociedad y sus orga­ni­za­ciones e insti­tu­ciones se com­pro­metan en esta lucha.
  • Que la lucha y los recur­sos incluyan tan­to la vio­len­cia que ejerce la pare­ja o ex pare­ja como las agre­siones sex­u­ales, el acoso sex­u­al en el ámbito lab­o­ral, la tra­ta con fines de explotación sexual/laboral de mujeres y niñas y todas las vio­len­cias machistas.
  • Que todas las instan­cias de gob­ier­no se com­pro­metan real­mente en la pre­ven­ción y errad­i­cación de las vio­len­cias machis­tas, así como en la asis­ten­cia y reparación de todas las mujeres en situación de vio­len­cia, inde­pen­di­en­te­mente de la situación admin­is­tra­ti­va en que se encuen­tren las mujeres.
  • Que el acen­to se pon­ga en la pro­tec­ción de las afec­tadas, facil­i­tan­do difer­entes sal­i­das que impliquen una ver­dadera recu­peración vital, económi­ca y social de ellas así como de sus hijos e hijas.
  • Que la pre­ven­ción sea una políti­ca pri­or­i­taria, que incluya un sis­tema coed­uca­ti­vo en todos los cic­los, la for­ma­ción especí­fi­ca para todo el per­son­al pro­fe­sion­al que inter­viene en los pro­ce­sos, los medios de comu­ni­cación, la pro­duc­ción cul­tur­al y la sociedad civ­il en la lucha con­tra las vio­len­cias machistas.
  • Que los medios de comu­ni­cación se com­pro­metan a hac­er tratamien­to ade­cua­do de las difer­entes de vio­len­cias machis­tas, vis­i­bi­lizán­dolas, evi­tan­do el sen­sa­cional­is­mo mor­boso en su tratamien­to y uti­lizan­do un lengua­je y unas imá­genes no sexistas.
  • La elim­i­nación de la cus­to­dia com­par­ti­da impues­ta y el rég­i­men de vis­i­tas a los menores de los mal­trata­dores con­de­na­dos. La reti­ra­da y no cesión de la patria potes­tad a los maltratadores.

Tomem­os con­cien­cia de una vez que el Machis­mo Mata y hace imposi­ble la con­viven­cia exi­gi­ble en una democracia.

Esta­mos aquí pre­sentes para hac­er un lla­mamien­to a cada per­sona, a cada insti­tu­ción, a cada par­tido políti­co, a cada gob­ier­no para no ser cóm­plices de esta barbarie.

La mitad de la humanidad tiene que seguir vivien­do, no podemos per­mi­tir ni un asesina­to más.

Por ello os esper­amos el próx­i­mo 7 de Noviem­bre en Madrid, donde realizare­mos una Mar­cha que sal­drá des­de el Min­is­te­rio de Sanidad en el Paseo del Pra­do, a las 12 h, has­ta Plaza de España.

¡¡¡NOS QUEREMOS VIVAS!!! ¡¡¡BASTA YA!!!

 7N (1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *