Socialismo Internacional: Francia (I)

Mencionar socialismo y Francia es hacer referencia dos términos histórica y socialmente unidos. La patria de una de las mayores Revoluciones de la historia mundial es, a su vez, una de las cunas del socialismo, muy enraizado en el discurso filosófico e ideológico francés.

Francia no solo supuso el origen de muchos de los ideales socialistas, que se forjaron a partir de las teorías de pensadores como Saint-Simon (ideólogo del socialismo utópico) o Charles Fourier (fundador de la Escuela Societaria), sino que además fue una nación particularmente permeable a los principios socio-políticos que, más adelante, expondrían Marx y Engels. La República francesa, fundada a partir de un levantamiento popular, y construida sobre la base de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, presentaba una sensibilidad especial hacia la lucha obrera.

La particularidad francesa reside en la facilidad de su pueblo para levantarse contra la injusticia y la opresión, y por ello en 1848 tuvo lugar la revuelta de la Comuna de París; una revuelta que, de nuevo, agitaba las bases de un sistema poco concesivo con la problemática obrera. Tras este episodio surge con fuerza el movimiento obrero francés, que lleva a la fundación en 1889 de la Segunda Internacional, constituida en París. Pero pese a este hecho tan relevante en la historia (mundial) del socialismo, no existía aún en Francia un partido unificado, lo que lleva a fundar dieciséis años más tarde la SFIO (Sección Francesa de la Internacional Socialista).

La SFIO, como pasa con tantos otros partidos obreros, nace de la necesidad de aunar las pocas fuerzas de las que disponía el socialismo, de forma que las tres principales corrientes de la izquierda francesa de principios de siglo confluyen en este nuevo partido: el partido obrero francés, los comunistas alineados con la doctrina Blanqui, y los reformistas.

Así, la recién aparecida SFIO muestra, en sus primeros años, lo que serían las bases de su política, fundada sobre los principios de pacifismo y el internacionalismo. Esta política tan atrevida, añadida a la situación internacional (Revolución rusa, en 1917 y posterior creación de la IIIº Internacional) crea el clima propicio para la aparición de conflictos internos en el seno del partido. Tres corrientes se enfrentan en los sucesivos congresos: una corriente reformista liderada por Léon Blum, otra más revolucionaria pero reacia a participar en la Internacional Comunista, y por último, la corriente más radical. Esto lleva, acorde con la tónica de todos los partidos socialistas europeos, a una escisión, hacia la que será la futura SFIC (Sección Francesa de la Internacional Comunista).

Dejando de lado los conflictos internos, que casi parecen una enfermedad propia de la izquierda, la SFIO adquiere especial protagonismo cuando en 1935, y tras las preocupantes manifestaciones de las “ligues” (organizaciones políticas de extrema derecha), se forma el Frente Popular, que conseguirá gobernar a partir de 1936, y hasta 1938. El ejecutivo, encabezado por el socialista Léon Blum, será el encargado de tomar algunas de las decisiones más importantes de la historia francesa. Además de llevar a término medidas sociales como la subida de salarios, y la ampliación de los derechos laborales y sindicales (vacaciones pagadas, jornada de 40 horas semanales), el gobierno de Blum también tuvo que hacer frente a la situación excepcional de la Europa de finales de los años 30; una Europa en la que el fascismo era un valor en alza, en la que tensión internacional aumentaba cada día, y en la que era imposible obviar la proximidad de una guerra inminente.

Gaelle Lecomte y Álvaro de la Serna (JSCh)

1 Comment

Etiquetas Internacional, Opinión

Un comentario sobre Socialismo Internacional: Francia (I)

  1. Fernando Ruiz Bowen

    Muy interesante chicos!.
    Gaelle y Alvaro, haceis un trabajo estupendo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>